El amor mueve montañas y dirige ejércitos ¿Alguien lo pone en duda? Puede que hoy en día no lo tengamos tan claro como los antiguos griegos, en ocasiones más abiertos a las relaciones humanas y a todas las opciones sexuales. Alejandro Magno, Terón, Harmodio… personajes declaradamente homosexuales que eran vistos como referentes culturales, una realidad tan aceptada y valorada en aquellos tiempos, que incluso sirvió de base para crear un poderoso cuerpo de élite cuya valentía y arrojo ha permitido que queden para siempre inscritos en los libros de historia. ¿Has oído hablar alguna vez del poderoso ejército de Tebas?

Los 300 amantes de Tebas

Siglo IV a.CEl Batallón Sagrado de Tebas fue un cuerpo de élite del ejercito griego formado por los hombres más valientes de la sociedad, aquellos duramente entrenados y seleccionados entre muchos por las tropas tebanas, para convertirse en valientes y audaces guerreros. Su principal misión en tiempo de paz era proteger la ciudadela de Cadmea, mientras que en años de guerra servían como feroces avanzadillas del propio ejército.

Ahora permite que te hablemos un poco más de estos valientes soldados. Fue el comandante Tebano Górgidas quien decidió crear el Batallón Sagrado de Tebas seleccionando no sólo a los hombre más capaces del ejército, sino también a aquellos que fueran homosexuales y que tuvieran pareja. Eran unidades de élite, un ejército formado por 300 hombres (150 parejas) a los que se les sometía a un duro entrenamiento, y donde cada miembro de la pareja recibía una formación específica: uno de ellos era el el llamado Heniochoi (o conductor) mientras el otro era el Paraibatai (compañero).

loading...

En cierto modo puede decirse que la  homosexualidad en Grecia no sólo era bastante aceptada, sino que les confería un grado de estatus; de hecho, la propia legislación tebana legitimaba y  protegía estos vínculos, tan habituales en su cultura y entre sus gentes. Tanto para griegos como para romanos, eran normales las relaciones con compañeros del mismo sexo, de ahí que se idease crear un ejército de estas características pensando que esa camaradería, esa unión y ese amor que la pareja se confería mutuamente, podía tener sus ventajas en el campo de batalla.

Gloria y fin del ejército Sagrado de Tebas

El famoso batallón Sagrado de Tebas se mantuvo en activo durante algo más de 33 años, cumpliendo sus funciones como protectores de  la ciudadela de Cadmea, o bien en el campo de batalla, demostrando su increíble valor y fiereza ganando innumerables batallas. Los soldados luchaban en parejas, empuñando sus armas y protegiendo a su vez a sus compañeros. Si uno de los dos caía, el otro no cesaba en su empeño hasta vengarle… la batalla era feroz y los sentimientos estaban siempre a flor de piel.

El final del Batallón de Tebas fue tan trágico como épico. Fue con la llegada de Filippo II y de su hijo Alejandro cuando hubieron de medirse a un enemigo no sólo mayor, sino más hábil. Los 300 componentes del ejército Sagrado de Tebas fallecieron en la batalla de Queronea ante la imposibilidad de hacer frente a las feroces tropas macedonias. Fue precisamente en esta ciudad donde se quiso levantar un regio y maravilloso monumento para recordar a tan insigne batallón. Un ejército de 150 parejas masculinas que Plutarco describió del siguiente modo:

“Para hombres de la misma tribu o familia hay poco valor de uno por otro cuando el peligro presiona; pero un batallón cimentado por la amistad basada en el amor nunca se romperá y es invencible; ya que los amantes, avergonzados de no ser dignos ante la vista de sus amados y los amados ante la vista de sus amantes, deseosos se arrojan al peligro para el alivio de unos y otros.”

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese descubrir 8 curiosidades sobre los espartanos.