Orbs. Tal vez te haya ocurrido en alguna ocasión. Hacer una fotografía y, de pronto, ver una luz extraña en la imagen, como un círculo luminescente suspendido en medio de ese escenario determinado. Puede que nunca le hayas dado importancia: no es más que una anomalía más de la propia cámara, te dices, o un halo repentino de luz que te ha aparecido en el encuadre. Nada sin importancia…

Pero te interesará saber que hay verdaderos cazadores de Orbs, personas que dedican parte de su vida a buscar una explicación a estas luces extrañas que solo aparecen en las fotografías y que nunca son visibles por el ojo humano. ¿Qué son? ¿Es un fenómeno natural o es quizá algo que escapa a nuestro entendimiento?

¿Una mota de polvo o una evidencia inexplicable?

La palabra Orbs proviene del inglés y significa “artefacto”. Se trata de un tipo de anomalía que aparece únicamente al ser captada a través de una cámara fotográfica. Cuerpos redondos y luminosos que pueden aparecer en solitario o acompañados de otros de diferente tamaño. En ocasiones se ha atribuido a simples motas de polvo, a suciedad impresa en la propia lente o sensor de la cámara, y cuyo efecto retrorrefrector, provoca que la luz dibuje semejantes anomalías ópticas.

Habitualmente, para que aparezca un Orb, siempre tienen que darse las siguientes condiciones:

  • Las fotografías deben tomarse con cámaras digitales compactas
  • Las imágenes donde aparecen Orbs, están tomadas siempre por la noche o en escenarios oscuros.
  • Se usa el flash

Son muchas las personas que se dedican a averiguar qué hay detrás de estos supuestos efectos ópticos. Se han simulado a menudo fotografías en las cuales, se utilizaban ex profeso lentes sucias y con motas de polvo, para después compararlas con aquellas que se han obtenido de modo casual. Según estos expertos en “Orbs”, no se parecen en nada. Los Orbs auténticos tienen unas características especiales que pasamos a explicarte.

loading...

Pero ¿qué son los Orbs?

Las primeras fotografías sobre Orbs fueron captadas por un grupo de norteamericanos en cementerios. Eran los años 90 y, sencillamente, buscaban fantasmas. Para ellos semejantes luces suspendidas entre las lápidas, no eran otra cosa más que las almas de los fallecidos.  Fue entonces cuando empezó a darse por sentado que estos fenómenos tenían una explicación “sobrenatural”.

¿Almas en pena? ¿Fantasmas del más allá? Hoy en día estos amantes de lo extraño no están muy de acuerdo con esta idea. Son un desafío para muchos, ya que a medida que avanza la tecnología en materia de imagen, se está descubriendo que en el interior de estas luces, de estos Orbs, aparecen formas.

  •  A veces presentan en su interior  pequeños círculos, como diminutas células. 
  • En otras ocasiones aparecen como una especie de extraños laberintos, o lineas semejantes a un código de barras.
  • En muchas fotografías aparecen auténticas colecciones de Orbs, como sugerentes pompas de jabón suspendidas en el silencio de la noche, con singulares formas similares a mandalas en su interior.
Extrañas texturas para un extraño fenómeno que aún no tiene explicación. Tal vez no sean más que simples motas de polvo en nuestras cámaras, pero sea como sea algo así sigue inflamando nuestra curiosidad por lo inusual, por pequeñas luces que tienen el capricho de aparecer solo en nuestras fotografías.
Y tú ¿has captado alguna vez un Orb?