Hace poco, en el Festival Internacional de Ciencia de Edimburgo presentaron los resultados de algunos estudios en el campo de la psicología que demostraron lo siguiente: cualquier cambio en la relación de una pareja enseguida se refleja en las posturas que cada uno adquiere durante el sueño. Lo importante no es la postura en la que se acuestan, sino en la que duermen y se despiertan.

Basándose en los datos del profesor Richard Wiseman, de la Universidad de Hertfordshire, y el psicólogo Corinne Sweet, Genial.guru creó esta guía con las diferentes posturas de parejas durmiendo que te ayudarán a comprender mejor tu relación.

«Luna de miel»

loading...

En esta postura, normalmente, suelen dormir los enamorados que llevan saliendo poco tiempo o aquellos que tuvieron que pasar mucho tiempo lejos el uno del otro.

Si esta postura la eligen las parejas que desde hace mucho viven juntas significa que en su relación todavía hay mucha pasión.

«Diálogo»

loading...

De esta manera duerme una pareja que se entiende mutuamente, que tiene una relación fuerte desde el punto de vista mental, pero que necesita pasar más tiempo juntos y comunicarse más.

«Viendo estrellas»

loading...

Ambos están bocarriba, la cabeza de uno se apoya en el hombro del otro. En esta postura, la posición dominante suele ocuparla el hombre. Esta pareja tiene una relación llena de armonía y paz. Puede haber pequeñas incomodidades debido a que uno siempre debe adaptarse al otro.

«Hombre fuerte»

loading...

Esta postura recuerda a la anterior, pero es más íntima. Es habitual en parejas acostumbradas a cuidarse mutuamente, sin temor a la ternura. Aquí también queda lugar para destacar que el hombre es quien lleva la batuta de la relación.

«Con puntos de contacto»