Todos sabemos que los introvertidos y los extrovertidos perciben el mundo de forma un poco distinta. En Genial.guru decidimos ilustrar estas diferencias en algunos ejemplos.

Las fiestas para los extrovertidos y los introvertidos lucen totalmente diferente

Hablar con una persona desconocida puede ser toda una prueba para un introvertido, mientras que un extrovertido estará contento con cualquier oportunidad para hablar

No importa si es una comunicación en vivo o una conversación telefónica

Encontrarse con un compañero en el elevador es un gran inicio del día para un extrovertido, mientras los introvertidos siempre prefieren no toparse con nadie

En una oficina enorme un extrovertido se siente como en un paraíso, y un introvertido, como en un zoológico

En el trabajo cada uno tiene su lado fuerte

Dirigir un equipo para ellos también es diferente

La casa de un introvertido es el mejor lugar del mundo, para un extrovertido es, más bien, un lugar para recargar baterías

Después de un día lleno de comunicación, un extrovertido aún está lleno de energía, mientras un introvertido, para ser sinceros, no tanto

Por lo tanto, el viaje de vuelta a casa para ellos también es distinto

Así es una tarde perfecta después de un día laboral

Y después de una semana laboral todos quieren descansar. Pero cada uno lo hace a su manera :)


Ilustradora Anna Syrovatkina para Genial.guru