Esta increíble historia sucedió en Estados Unidos, en el estado de Ohio en 1998. Los gemelos absolutamente idénticos, Craig y Mark Sanders, al conocer a las hermosas gemelas Diane y Darlene Nettemeyer, se dieron cuenta de que era el destino.

Las parejas empezaron a salir y próximamente celebraron sus bodas el mismo día y en trajes absolutamente idénticos. Luego los recién casados consiguieron dos casas vecinas, quitaron la cerca entre ellas y empezaron a vivir como una familia grande y amistosa.

Un año después, Diane y Craig tuvieron gemelos idénticos. Según las estadísticas, los gemelos idénticos nacen con la probabilidad de 3 casos en 1000, pero la probabilidad de que en una pareja de gemelos idénticos nazcan gemelos idénticos también es una en un millón.

En la famila de la otra pareja, Mark y Darlene, nacieron dos hijas y, al cabo de un año, un hijo.

En el ejemplo de estas personas podemos observar el dato científico curioso: ambas parejas de los padres-gemelos tienen el mismo conjunto de genes, es decir, estas dos parejas son absolutamente idénticas. Resulta que genéticamente todos sus hijos son hermanos y hermanas, aunque en realidad son primos.

Seguramente muchos esperaban encontrar dos familias absolutamente simétricas con hijos iguales. Pero en realidad es imposible. La apariencia del ser humano es el resultado de la mezcla de varios genes, por lo tanto, algunos genes se pueden heredar incluso dentro de unas generaciones, por ejemplo, de bisabuelos. Eso quiere decir que no pueden nacer hijos iguales de dos parejas de gemelos idénticos.

Hoy en día esta familia inusual sigue viviendo en armonía en dos casas vecinas sin barda ni cerca que las separe y con frecuencia salen en distintos programas de televisión, reportajes científicos y festivales de gemelos.