No tienen nada de malo los tutoriales que nos enseñan cómo maquillarnos, diferentes estilos de peinados o cómo vestir para una noche especial, ellos nos muestran cómo estar más bellas y eso ¡es sensacional! Pero tampoco tiene nada de malo ser una mujer al natural.

Esta tendencia se ha intensificado debido a que muchas famosas se han mostrado tal cual son, orgullosas de su aspecto. Genial.guru comparte 10 cosas que muestran que ser una mujer auténtica no sólo tiene que ver con curvas.

1. Una mujer auténtica respeta su cuerpo

Tener un cuerpo saludable no solo es cuestión de peso. Una mujer auténtica es aquella que acepta su cuerpo y lo respeta. Una alimentación sana, cuidarse del sol y hacer ejercicio de manera regular, entre otros, harán que tu figura y organismo cambien por sí solos. Para empezar a implementar cambios en tu rutina esto te será útil.

2. Para una mujer auténtica el peinado con el que despierta es su look del día

No tener tiempo para alisar o dar estilo al cabello es una realidad que afecta a todas las mujeres. Pero por suerte el look con un moño despeinado luce estupendo y ¡está a la moda! Así que no sacrifiques tu desayuno o tus horas de sueño, eres bella de cualquier forma. Ahora, cuando tengas tiempo de probar nuevos estilos, en un momento tranquilo y sin presión, te recomendamos estos peinados... lucir diferente de vez en cuando es genial.

3. Una mujer auténtica guarda el maquillaje para una ocasión especial

Evitar los excesos es parte del plan para mantener una piel joven y saludable. Y esto incluye no abusar del maquillaje. Lucir "a cara lavada" es una tendencia genial para implementar en el día a día. Sin embargo, cuando quieras sorprender a todos en una ocasión especial, prueba estas combinaciones de maquillaje.

4. Una mujer auténtica defiende lo que piensa

Ser una mujer auténtica no sólo se trata de lo que se ve por fuera. Defender los pensamientos refuerza la personalidad y da fortaleza a la hora de tomar decisiones. Lee este artículo para incrementar el poder que tienes dentro.

5. Una mujer auténtica se anima a hacer cosas nuevas