La historia del chef escocés Gordon Ramsay es de aquellas en las que se nace en condiciones difíciles y se consigue ser millonario sólo gracias a las habilidades innatas. Genial.guru recopiló los pasos que llevaron al éxito a este peculiar personaje de salvaje honestidad.

1. Encuentra algo que te apasione

De joven, Ramsay quería ser jugador de fútbol profesional. Distintas circunstancias le impidieron concretar su sueño. Pero, a pesar de haber sentido que "ya no sabía qué hacer con su vida", siguió buscando.

Es imposible tener éxito en un trabajo que no nos gusta y que hacemos sólo para pagar las cuentas. Además, no hay edad límite para encontrar lo que nos apasiona, muchos ejemplos de famosos exitosos lo demuestran.

2. Sé persistente

Una vez que encontró su pasión por cocinar, Ramsay persistió. Empezó desde muy abajo, como limpiador de cocina, pero eso no significó un obstáculo para él.

Quedarte a mitad de camino sólo porque crees que no vas a llegar a ningún lado, sólo te hace perder el ritmo para seguir avanzando. Aprende a tomarte el tiempo que sea necesario para dominar tu oficio.

3. Asume tus responsabilidades

Cuando Ramsay quiere ayudar al dueño de un restaurante a recuperarse del fracaso, una de las cosas más importantes que les muestra es la responsabilidad que tienen como dueños, líderes y chefs.

Sólo si entendemos que la responsabilidad es el principio del control de nuestra vida, podremos salir adelante y superar cualquier obstáculo; hacernos cargo de las decisiones tomadas, reconocer cuáles fueron acertadas y cuáles hay que cambiar.

4. No tomes todo tan en serio

La reputación de Ramsay depende de su trabajo, lo que no significa que tenga que tomarse todo muy en serio. Acepta cuando se equivoca, se divierte y bromea, experimenta y prueba nuevas cosas, aprende de chefs más experimentados que él.

El hecho de que sea algo importante, no significa que no puedas divertirte, experimentar y hasta cometer errores. Lo demasiado serio se hace rígido, y mientras más rígido, existen menos posibilidades de cambiar, de ver los problemas y sobre todo, de pasarla bien.

5. Deja atrás la arrogancia... menos es más

Gordon demuestra en su programa Kitchen Nightmares que las recetas sencillas hechas con productos locales enamoran a los comensales más difíciles.

Las soluciones más efectivas suelen ser las más simples. Y hay que dejar atrás la arrogancia porque nos ciega y nos hace creer que mientras más elaborado, mejor impresión daremos o más avanzaremos. Es exactamente al revés.

Foto de portada flickr