La decisión “tener o no tener hijos“ es una de las más importantes en la vida. Algunas mujeres, y también hombres, sueñan con ser padres y tienen hijos tan pronto como pueden.

Pero existe otra categoría de personas que necesitan sopesar todos los ”pros“ y “contras” para no lamentar luego su decisión de tener un hijo. Y no siempre los ”pros" ganan: cada vez con mayor frecuencia, algunas parejas jóvenes toman la decisión totalmente consciente de no tener hijos. Ahí es donde se enfrentan con el asombro y la condena por parte de los demás, quienes intentan convencerlos de que ser padres es muy sencillo en realidad.

En Genial.guru decidimos analizar estos motivos de forma más realista.

loading...

El costo de las cosas necesarias para el cuidado cotidiano suele ser bastante elevado: las carreolas, los juguetes, ropa infantil que no le dura nada al niño porque crece rápido. Y solo es el inicio porque luego empezará la escuela, los hobbies del niño y la universidad. Muy pocas veces los gastos se acaban cuando el hijo llega a la mayoría de edad.

Muchas familias jóvenes aplazan el nacimiento del bebé precisamente por dudar si podrán darle al niño unas condiciones de vida adecuadas.

loading...

El embarazo, por supuesto, es maravilloso, y muchas mujeres aceptan estos cambios con inspiración. Sin embargo, para algunas el embarazo se vuelve físicamente difícil debido a las náuseas constantes y amenaza de aborto involuntario. Sin mencionar las complicaciones que puede traer el parto.

A algunas mujeres les gustaría tener hijos pero simplemente no quieren estar embarazadas. Esto no significa que "no puedan tener prioridades", solo usan su derecho (que, por cierto, no todas las mujeres modernas tienen) de disponer de su cuerpo como les dé la gana.

Recuerda: si tomaste una decisión al respecto de tu cuerpo, no significa que puedes avergonzar a otra persona que eligió algo diferente para ella.

loading...

Al contrario, la vida cambiará drásticamente. Durante los primeros años podrás olvidarte por completo de tu tiempo personal. Los padres tienen preocupaciones adicionales, casi todo el tiempo libre se lo dedican al niño, y no queda casi ni un minuto para sus aficiones. Habrá más limpieza por hacer, menos sueño y menos espacio personal.

Después del nacimiento del niño, en muchas parejas surge la crisis. No todos logran superarla conservando su familia. Con la aparición del bebé será complicado disfrutar de la intimidad y simplemente ponerse atención. No todas las parejas sienten que están dispuestas a eso.

loading...

Hay que tener la madurez psicológica para querer ser padres: es una verdad que todo el mundo debe aceptar. Claro, la gente ha tenido hijos en años de guerra y crisis duras, cuando no estaban preparados para eso, y de alguna manera lo sobrellevaron. Pero ¿qué tan felices fueron las vidas de esas familias y de esos hijos? Muchas veces resultaban llenas de drama.