Para impresionar a tus amigos y seres queridos con tus habilidades culinarias no necesariamente tienes que estar amasando un buen rato y estar enfrente del horno.

Genial.guru te trae una selección de pasteles que les encantarán a tus invitados. Y a ti te fascinarán aún más porque es imposible que los eches a perder ya que no se hornean.

Pastel de chocolate y plátano

loading...

Necesitarás:

Para la base:

  • 100-200 g de galletas.
  • 50-100 g de mantequilla.

Para el relleno:

  • 2-3 plátanos.
  • 400 ml de crema o yogurt natural.
  • 100 ml de leche.
  • 6 cdas. de azúcar.
  • 3 cdas. de polvo de chocolate o 80-100 g de chocolate oscuro.
  • 10 g de gelatina.

Preparación:

Remoja la gelatina en 100 ml de agua y deja que crezca en tamaño (el tiempo que indique el paquete). Rompe las galletas en migajas. Puedes usar el procesador de alimentos para facilitarte la tarea.

Derrite la mantequilla, agrégala a las migajas de galletas y mezcla bien. Pon la masa en un molde ajustable, aplánala bien. Guarda en el refrigerador por 30 minutos.

En una olla, vierte leche, añade azúcar, gelatina y polvo de chocolate. Calienta mezclándolo constantemente hasta que la gelatina se disuelva por completo. No lo hiervas. Retira del fuego.

Añade la crema o yogurt natural. Mezcla.

Pela los plátanos. Córtalos a la mitad y ubica sobre la base. Con cuidado, vierte la masa de chocolate. Guarda en el refrigerador al menos 3 horas hasta que el pastel se cuaje.

Pastel de frutas

loading...

Necesitarás:

  • 300 g de bizcocho.
  • 500 ml de crema.
  • 1 taza de azúcar.
  • 3 cdas. de gelatina.
  • Frutas (fresas, plátano, kiwi, etc.).

Preparación:

Rompe el bizcocho en trozos.

Remoja la gelatina en media taza de agua fría y deja que repose media hora. Luego calienta el agua para que la gelatina se disuelva.

En ese rato, bate la crema y el azúcar, y poco a poco añade la mezcla de gelatina. En el fondo de tu recipiente ubica una capa de film de plástico o papel para hornear. Empieza a juntar las capas de pastel: las frutas, pedazos de bizcocho, otra vez frutas, etc.

Vierte la mezcla de crema con gelatina. Lleva durante 3 a 4 horas al refrigerador. Con precaución voltea el recipiente y deja caer el pastel sobre un plato.

Pastel de requesón

loading...

Necesitarás:

  • 500 g de requesón.
  • 1 lata de lechera.
  • 10 g de gelatina.
  • 2/3 de taza de agua (o leche).
  • 250 g de galletas.
  • 100 g de mantequilla.
  • Salsa de frutas para servir.

Preparación:

Rompe las galletas en migajas. Derrite la mantequilla, mézclala con las galletas hasta formar una masa homogénea. En un molde para hornear con diámetro de 21 cm pon un capa de papel para hornear. Pon la base del pastel de queso aplanando la masa y formando las orillas.

Derrite la gelatina en 2/3 de tazas de agua, deja que repose durante 10 minutos. Lleva la taza con la gelatina al baño María, mézclala hasta que se derrita por completo. Mezcla el requesón con la lechera. Añade la gelatina en la masa y bátelo todo.

Ubica la masa de requesón sobre la base de las galletas. Cubre el molde con el pastel de queso con un film de plástico y guárdalo en el refrigerador durante 3 horas hasta que se cuaje. Sirve el pastel con salsa de frutas o mermelada.

Pastel de fresas y galletas

loading...

Necesitarás:

  • 2 kg de fresas (frescas o congeladas).
  • 500 g de crema para batir (con alto contenido de grasa).
  • 500 g de crackers.
  • 1 taza de azúcar.
  • 50 g de chocolate oscuro para decorar.
  • 1 bolsita de azúcar de vainilla.

Preparación:

Lava las fresas, sepáralas de sus tallos, déjalas en un colador un rato para que escurra el agua. Separa algunas fresas para decorar el pastel después. Corta el resto en rodajas delgadas.

Bate la crema con azúcar y azúcar de vainilla hasta formar una crema espesa. Separa las crackers en 4 partes iguales para acomodar el pastel en el plato que escogiste para montarlo.

Ubica una capa de crackers, úntala con la crema batida y pon por encima rodajas de fresa. Procede así con todas las capas (puedes formar tantas como quieras). Decora la capa superior con la crema batida y unas rebanadas de fresa.

Derrite el chocolate en el horno microondas. Ten precaución de que el chocolate no hierva. Con cuidado viértelo sobre el pastel.

Gelatina de leche y chocolate