Belissa Escobedo, Rhiannon McGavin y Zariya Allen son tres adolescentes estadounidenses que decidieron decir unas cuantas verdades incómodas en una gran presentación en el programa “The Queen Latifah Show”. Las chicas criticaron el sistema de su país que intenta mostrarse, a veces, como muy perfecto pero también posee grandes problemas: el racismo, la homofobia, la violencia hacia la mujer, la masificación de las armas, entre otros.

Su punto principal era que los niños en su país aprenden más de los comportamientos, las leyes y valores demostrados en la cultura y en la sociedad que les rodea, que de lo que aprenderán con un plan de estudios estándar. Su idea es cambiar el mundo con una palabra a la vez y una poderosa poesía.

Están viendo un montón de contradicciones que no soportan en los “valores americanos” que se les enseñan en el colegio. Temas como la pobreza, la desigualdad, la censura, la violencia armada y el racismo:

“En alguna parte de este país, un niño está frente al computador leyendo el sitio del KKK que es público pero ese niño nunca leerá el libro “Matar un ruiseñor” [clásico de la literatura norteamericana que trata sobre el racismo escrito por Harper Lee] porque la escuela lo ha prohibido por usar la palabra ‘negro'”.

Critican que miles de chicas están siendo acosados ​​después de la escuela y éstas no hacen nada. Esconden las acusaciones de violación bajo la alfombra. Lo mismo ocurre con la violencia contra las mujeres y la impunidad hacia la homofobia.

“Mujeres son asesinadas por rechazar citas y Dios no quiera que lleve a mi novia a la fiesta de graduación”.

Mira su presentación completa, es muy impactante:

Ver cosas como estas me dan esperanza del mundo que vendrá pues las nuevas generaciones ya no piensan como antes y muchos de los vicios que aún existen en la humanidad pueden cambiarse con mensajes potentes como este.