Desde 1996 Tongki, un oso polar, ha estado en cautiverio en un zoológico en Corea del Sur llamado Everland. Desde entonces su comportamiento es por obvias razones, completamente fuera de lo normal.

Tongki se mueve de un lado al otro y mueve su cabeza enloquecido. Y ¿cómo no?

Está lejos de absolutamente todo lo que necesitaría un animal de estas características: un espacio natural inmenso, refugio, sistema de enfriamiento en épocas de verano y la cantidad de comida adecuada. Jiyoung, un activista de la organización Action for Animals aseguró que lo único que vio en el horrible espacio donde tiene encarcelado a Tongki, fue un par bowls plásticos. Además, el lugar es realmente lamentable; las personas observan desde arriba al pobre animal que tiene todo menos una vida digna.

loading...

Action for Animals

Desafortunadamente, muchos osos como Tonki sufren esta misma “suerte”.

Rob Laidlaw, director del Zoocheck Canada asegura que las condiciones en las que se tiene a los oso polares alrededor del mundo son siempre las mismas: con dietas inadecuadas y en lugares poco naturales donde ni siquiera tienen la posibilidad de escapar del calor. Los osos polares son animales que por naturaleza necesitan miles de kilómetros para desplazarse. Pensar que encerrar a uno de estos mamíferos es una idea mínimamente inteligente, no tiene sentido.

Action for Animals

loading...

Action for Animals

Aunque esto no justifica la acción de tenerlos en cautiverio, el Zoológico de Detroit ha creado unas instalaciones bastante más favorables para los osos polares.

El zoológico tiene cuatro hectáreas y no sólo es la exhibición de osos polares más grande del mundo, también es la mejor dado que se han preocupado (es lo mínimo que pueden hacer) por tener a los animales en buenas condiciones. Han pensado en todo desde el clima, el espacio y la alimentación, hasta la ubicación de los espacios para no mutilar el alma de estas maravillosas especies.

“Para los osos polares, quieres el ambiente más natural posible. Necesitan condiciones climáticas que sean razonablemente similares a las de su ambiente natural. Si los osos polares no tienen un gran ambiente, y no tienen opciones, esto crea frustración”.

-Ron Kagan- Director ejecutivo del Zoológico de Detroit. 

loading...

The Detroit Zoo

loading...

The Detroit Zoo

The Detroit Zoo

No deberían tenerlos en cautiverio, pero si lo van a hacer, al menos que lo hagan bien.