Las estaciones cambian, pero la soledad de esta perrita de Iowa, Estados Unidos, se ha mantenido prácticamente intacta. Su nombre es Bella, y por cruel que parezca, lleva 3 años atada a su precaria casa en el jardín, mientras el calor del verano la sofoca y el frío y nieve del invierno le entumen hasta los huesos.

loading...

Fuente

Los vecinos del lugar han sido testigos de la vida que ha llevado esta pequeña. Le han tomado fotografías, han llevado el caso en varias ocasiones hasta las autoridades, y recién hoy, tras 3 años de insistencia, lograron que el alguacil local, Dave McDaniel, llegara hasta la puerta de este hogar para investigar.

loading...

Fuente

“Esta atada afuera. Obviamente hay personas que consideran que esto no es aceptable. Y es ciertamente discutible. Tiene refugio, alimentos y agua. Aunque el tipo de vivienda es cuestionable”.

– Dave McDaniel, alguacil local –

Se podría decir que la suerte de Bella no cambiaría mucho tras esta visita. Sin embargo, el alguacil obligó a la familia a aceptar una casa mejor para su mascota, que fue construida e instalada por los mismos ciudadanos interesados. 

“Con suerte, eso hace que las condiciones sean más favorables para el animal.

– agregó Dave McDaniel –

El antes y el después:

loading...

Fuente

La perrita estaba muy feliz con los cambios en su hogar. Corrió y jugó todo lo que pudo durante la visita de estas buenas personas, pero, y de todas formas, esto no se acerca a todo lo que realmente merece: Una familia que la quiera en exceso y la proteja.

¿Qué te pareció la historia de Bella? ¿Crees que las condiciones en las que vivía eran las adecuadas?