Hace algunos días se reveló una situación que ha causado gran revuelo en las redes sociales. Stoya, una conocida actriz dentro del ámbito de las películas para adultos llevaba más de un año saliendo con un colega y actor bastante conocido: James Deen, sin embargo, en un sólo tweet dejó en claro que la situación había cambiado y mucho. No sólo ya no estaban juntos, sino que además acusaba a su ex pareja de algo más horrible y oscuro de lo esperado: abuso sexual.

Nadie se esperaba que Stoya decidiera hablar al respecto y contar su verdad en su cuenta de Twitter, lugar donde reveló que su ahora ex novio había abusado de ella.

James Deen ha sido visto por muchos y muchas como un ícono del feminismo dentro de la industria de entretención para adultos, siempre promoviendo prácticas sanas en la intimidad y defendiendo la igualdad de género. Fue por ello que la noticia parecía demasiado terrible como para ser verdad. 

That thing where you log in to the internet for a second and see people idolizing the guy who raped you as a feminist. That thing sucks.

— Stoya (@stoya) November 28, 2015

“Eso que pasa cuando te metes a internet un segundo y ves que hay gente diciendo que el tipo que abusó de ti es feminista. Es lo peor”.

Ante la revelación de su abuso, en Twitter automáticamente apareció el hashtag #StandWithStoya o #ApoyoAStoya, demostrando que independiente del tiempo que hubiese pasado entre el abuso y la decisión de hablar sobre ello, otras mujeres celebraban su valentía para contar la verdad de lo que había sucedido.

Uno de los tweets más notorios fue el de Amelia McDonell-Parry editora del sitio web TheFrisky.com donde Deen escribía una popular columna. Ella no dudó en apoyar a Stoya y condenar a Deen.

Today and every day, I BELIEVE WOMEN. Thank you to @Stoya for her bravery in coming forward. https://t.co/ZvULJN8HGx

— ameliamagritte (@xoamelia) November 28, 2015

“Hoy y siempre, CREO EN LAS MUJERES. Gracias Stoya por tu valentía al hablar de lo sucedido”.

Además de expresarse a través de esta red social, McDonell-Parry decidió eliminar de su sitio web la columna sobre sexualidad que Deen escribía, así como también la publicidad que llevaba al sitio web del actor:

“Es lo menos que puedo hacer. Las opiniones públicas no son ley y no necesito que Stoya, ni ninguna otra mujer, me ‘pruebe’ que realmente fue abusada para que yo le crea. Gran parte de las mujeres que son víctimas de abusos son vistas como mentirosas”.

Esto es de gran importancia ya que en muchas ocasiones las víctimas son ignoradas y los culpables son dejados impunes.

Claramente es hora de un gran cambio que tanto hombres como mujeres debemos generar en la sociedad de hoy en día. Es hora de comenzar a forjar una sociedad más segura y más igualitaria. ¿Qué te parece?