Todos hemos oído hablar de Monsanto, la multinacional estadounidense que ha sido acusada incontables veces por la producción y comercialización de semillas transgénicas y otros productos para cultivos como pesticidas, insecticidas y herbicidas que dañan la salud y el medio ambiente.

Se ha dicho que esta empresa controla alrededor de 90% del mercado mundial de semillas genéticamente modificadas y que su modelo de negocio que lleva 100 años, contribuye a un tercio de la emisión de gases que aumentan el calentamiento global. Entre muchas otras cosas.

A pesar de todo esto, se venden frente al mundo como los embajadores de la agricultura sustentable.

loading...

Fuente

loading...

Kate Munsch

“Monsanto nos enferma”

Ahora, gracias a la acción de millones de activistas ambientales, la multinacional finalmente será juzgada por el Tribunal Internacional de la Haya en el año 2016 y será acusada de haber cometido crímenes de lesa humanidad.

La noticia fue comunicada por “Sustainable Pulse” después de una conferencia de prensa llevada a cabo en la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático COP21 en París. ¿Quiénes estuvieron a favor del fallo?  La Asociación de Consumidores Orgánica (OCA), la Federación internacional IFOAM, Navdanya, Regeneration International (RI), y Millones contra Monsanto. Además de otras organizaciones y grupos socioambientales.

 “La historia de Monsanto se lee como un caso de libro de texto de la impunidad, en beneficio de las empresas transnacionales y sus ejecutivos, cuyas actividades contribuyen a la crisis del clima y la biosfera, y ponen en peligro la seguridad del planeta.”

-Andre Leu- Presidente de IFOAM y miembro del Comité Directivo de RI

loading...

Fuente

Es una excelente noticia saber que el reclamo de personas que llevan luchando mucho tiempo, finalmente llegó a un órgano judicial (Naciones Unidas) vital para avanzar en la defensa del medio ambiente y la alimentación.