1. Sueles perderte de las mejores cosas

2. Las personas suelen citarte una hora antes de la hora exacta de la reunión, para que así llegues a tiempo

3. En realidad no llegas tarde, sólo te haces esperar

4. Por alguna extraña razón todo el universo confabula para que siempre llegues tarde

5. Por lo tanto, constantemente tienes que explicar que no lo haces a propósito

6. Ni siquiera alcanzas a llegar para la foto

7. Ya nadie te pregunta dónde vienes, ya saben que llegarás tarde

8. Ya ni siquiera intentas usar el “ya voy llegando”

9. Porque ni siquiera te has levantado ni duchado

10. Cuando llegas temprano todos dicen que probablemente lloverá o te reciben con bromas y risas

11. No sirve de nada que adelantes la hora de tu reloj, porque sabes que está adelantado y tienes más tiempo

12. No importa lo que pase, siempre se te queda algo

13. O encuentras algo divertido que hacer antes de salir

14. Siempre llegas al mejor momento de la fiesta

15. Sin embargo, sabes que tus amigos te quieren y entienden tal como eres, aunque nunca llegues temprano