Chris Kuykendall fue víctima del bullying cuando era pequeño. Vivía asustado y pasó por un momento muy oscuro. Su problema fue que nunca le dijo a sus padres ni a nadie lo que dificultó la superación de este problema. Hoy en día con 16 años él logró salir adelante y se convirtió en un gran jugador de fútbol americano de su secundaria. Un día oyó que un chico de sólo 5 años estaba siendo intimidado en su escuela. El pequeño llegaba a vomitar del miedo que le daba asistir a la escuela.

“Recordé cómo me sentí cuando me hacían bullying a mí. Simplemente me encendió. Yo quise cambiar eso en ese mismo momento. Yo no quería que otro día, que se despertara otro día más, sentiendo que no necesitaba ir a la escuela”.

-Chris Kuykendall-

Fue entonces cuando a Chris se le ocurrió poner fin a ese problema y decidió invitar al pequeño a almorzar con él en la cafeteria de la escuela. De esta forma los otros chicos verían que era popular y se juntaba con los más grandes. Al pequeño lo dejaron de molestar desde entonces. Brevin Young, un compañero de equipo de Chris, tuvo una experiencia similar a la de Chris y por eso decidió ayudarlo. De ahí en adelante comenzaron un proyecto llamado Eagle Buddies que tiene como fin que los atletas mayores ayuden a niños intimidados para darles la confianza y la protección que se merecen.

Mira cómo Chris y Brevin están cambiando vidas y detienen el bullying en su escuela en este video:

¡Una excelente forma de combatir a los abusadores!