Jeffrey Wright usa experimentos chiflados para enseñarle a niños sobre el universo, pero es su propia historia personal la que les enseña el verdadero significado de la vida. Claramente no se ven profesores como él muy seguido, un hombre que es una gran inspiración.