Por estos días, una ciudad al Sur de Australia llamada Adelaida ha estado recibiendo unas olas intensas de calor. Algunas áreas han llegado a los 44 grados centígrados y por obvias razones, tanto humanos como animales están luchando por soportarlo. Una de las especies más afectadas por el calor son los tiernos y peludos koalas.

Estos adorables animales han tenido bastantes problemas a la hora de encontrar un poco de agua para hidratarse

loading...

Brittney Grose

loading...

Brittney Grose

Tanto, que hacen hasta lo impensable

Thirsty koala finds cool roadside refreshment from rainwater after Adelaide heatwave https://t.co/J3RmDoeiYR https://t.co/fQ342M6w33

— ABC News (@abcnews) December 21, 2015

Por fortuna, los australianos de buen corazón están tomando algunas medidas para ayudarlos

loading...

Morne De Klerk

Algunos les están dando baños refrescantes

loading...

Morne De Klerk

Y otros les ofrecen cubetas con agua

loading...

Donna Wellington

loading...

Donna Wellington

loading...

Donna Wellington

Todos quieren ayudar y lo están compartiendo en redes para motivar a otros a hacer lo mismo:

Helped this little fella out this morning #adelaide #heatwave pic.twitter.com/YTL8wR3chP

— Simon Fitzgerald (@SimonFitz) December 18, 2015

Ayudé a este pequeño amigo esta mañana #adelaida #oladecalor

7 News at 6pm: Beating the Adelaide heat. #thirstykoala #heatwave (Vine by @7NewsAdelaide) https://t.co/3VApop8bkE

— RAdelaide Rob (@Rob__247) December 18, 2015

Ganándole al calor de Adelaida. #koalasediento #oladecalor

Look who just walked past our house! #toocute #Adelaide #heatwave (we left a bowl of water) pic.twitter.com/d85XXK9UbC

— Roxanne Lines (@roxinsty) December 20, 2015

Miren quien pasó por nuestra casa. #muytierno #Adelaida #oladecalor (le dejamos un bowl con agua). 

Record December heatwave keeping hospitals busy across @SouthAustralia. pic.twitter.com/5Kri7zP5Fq

— The Advertiser (@theTiser) December 19, 2015

El récord de calor de diciembre mantiene a los hospitales ocupados @SurdeAustralia

Los koalas están agradecidos.