Uno de los ingredientes esenciales que la mayoría solemos añadir a nuestras comidas (y a todo, en general) es el queso. Pizza, pan, queso mantecoso, entre otras cosas, son la receta perfecta para cada comida y cada ocasión. Sin embargo, muchas veces se ha mencionado que comer demasiado queso no es ideal para mantener una dieta equilibrada y un peso saludable. Hasta que la ciencia habló.

Un nuevo estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Michigan, determinó que uno de los componentes del queso podría ayudar a combatir el cáncer. La nisina, un antibiótico usado como bioconservante, principalmente en la elaboración del queso, actúa como atacante contra las células del cáncer, lo cual explicaría por qué consumir queso puede ayudar a lidiar contra esta enfermedad.

En la investigación, los científicos que las altas concentraciones de nisina en el queso acabaron con más del 70 por ciento de las células de cáncer en ratones en alrededor de 9 semanas. Del mismo modo, también mencionaron que la nisina frena algunas cepas dañinas de la bacteria formando grupos, lo cual es una defensa efectiva contra las infecciones como SARM (infecciones por estafilococo resistente a la meticilina), que tienen resistencia a los antibióticos.

Sin embargo, las concentraciones de nisina que consumieron los ratones eran 20 veces más altas que las que se encuentran comúnmente en quesos y carnes, por lo que sería casi imposible evitar el cáncer sólo consumiendo queso, debido a que se necesitarían más de 20 píldoras de nisina como para recién equiparar un poco la dosis necesaria. Pero los investigadores creen que aún es muy pronto para decir si puede verse o no en humanos, por lo que seguirán investigando.

Así que, por lo menos ya sabemos que el queso tiene componentes que sí pueden ayudar a nuestra salud y que no es tan malo consumirlo después de todo. Lo que ya es un avance.

¿Qué crees tú?