A veces, por distintas razones, no alcanzamos a lavar nuestro cabello con la frecuencia que quisiéramos y tenemos que inventar maneras de ocultar que está sucio, sin siquiera detenernos a pensar en las consecuencias que nos puede traer tener el pelo sucio y sólo limpiarlo con champú en seco. Lo cierto es que, si bien queda limpio, no lavarlo frecuentemente puede ser perjudicial.

1. Causa picazón

La cantidad de suciedad que se acumula en tu cuero cabelludo puede provocar que sientas comezón y lo rasques constantemente, lo cual daña tu cuero cabelludo y la fibra capilar. Y, pero aún, resecar tu cabello.

2. Se daña tu cuero cabelludo

El champú seco puede ser un buen aliado a la hora de salir de un apuro. Sin embargo, la cantidad de suciedad que se acumula aumenta cuando pasan los días, por lo tanto debes procurar lavar tu cabello con agua y no en seco, pues los residuos de la suciedad, mezclados con el champú en seco pueden provocarte malestar.

3. Aumenta el mal olor

Tenemos la misma piel en el cuero cabelludo, por lo tanto también suda y genera aceites, lo cual provoca el aumento de los malos olores si no existe una limpieza adecuada.

4. Pierde fuerza y brillo

Cuando el cabello ya está sucio es más propenso a captar polvo y grasa. Todo esto repercute en que el cabello pierde su brillo natural y se reseca, perdiendo la fuerza y vitalidad que tenía, es por eso que es importante lavarlo y usar acondicionador. Recuerda usarlo sólo desde la mitad de tu cabello hacia las puntas.

5. Pierde volumen

Cuando pasa demasiado tiempo entre lavados el cabello tiende a acumular suciedad, grasa y residuos de productos que se han usado, lo cual provoca que pierda su volumen y se sienta más pesado que lo normal, además de hacerlo lucir grasiento.

6. Se ensucia el cabello aún más

El cabello tiende a atraer todo, desde pelusas hasta polvo en el aire. Además, aumenta la grasa, lo cual empeora aún más la suciedad.

7. Se caerá más rápido

Cuando no lavas tu cabello constantemente (cada dos días o cada uno) y no lo cepillas provocas que se enrede y se caiga cuando decidas lavarlo. En casos extremos esto aumenta si no lavaste tu cabello por tres días y la grasa comenzó a acumularse y está demasiado enredado como para que no quites mechones mientras te estés lavando. O al menos eso parece.