Hace un tiempo, la compañía japonesa Kyocera anunció que construiría una planta solar en un viejo campo de golf abandonado en Kioto. Este proyecto se suma a otros creados por la compañía, como una planta solar flotante que comenzó a operar en 2013. Ahora, una nueva propuesta llegó para fortalecer la estrategia gubernamental del país que busca duplicar las fuentes de energías renovables para 2030. Se trata de otra finca solar flotante. Ya se empezó a trabajar en ésta y será la más grande del mundo. 

loading...

Fuente

Construida en una reserva de Chiba, Japón, dicen que será lo suficientemente grande para suministrar energía a 5.000 hogares.

Desde el desastre de Fukushima en 2011, ya se han construido varias, sin embargo esta finca solar llamada Yamakura es realmente especial por su tamaño. Utilizará más de 50.000 paneles solares para cubrir un área de 180.000 metros cuadrados. Kyocera está utilizando para su construcción, plataformas de polietileno de alta densidad. Esto significa que pueden soportar los rayos ultravioletas y son resistentes a la corrosión. 

loading...

Fuente

La compañía decidió dar este gigante paso en el agua, debido a la escasez de la tierra y es un proyecto inteligente pues hace mucho más que proveer energía a través de paneles.

Los paneles o módulos solares ayudan a reducir la evaporación y el crecimiento de algas en los estanques en los que se encuentran; a cambio de esto, el agua proporciona un efecto de enfriamiento que se convierte en más electricidad. 

loading...

Fuente

Aunque según la Asociación de Energías Renovables del Reino Unido, es relativamente fácil construir fincas flotantes solares, hay algunos desafíos.

El primero se trata de mantener los cables alejados del agua. El segundo y más importante, costearlo, pues en realidad es mucho más económico construir este tipo de proyectos en tierra. 

loading...

Fuente

En teoría, esta gigantesca finca solar flotante estará lista para el año 2018. ¿Qué te parece?