Jax, es un lindo gatito negro de ojos verdes, que un día como cualquier otro, decidió meter la cabeza dentro de un angosto jarrón, para ver si encontraba alguna sorpresa en su interior. Todo iba de maravilla (incluso encontró un bocadillo en el recipiente), hasta que decidió seguir su recorrido habitual por la casa, y descubrió que estaba atorado.

Como podrán imaginar, el gato hizo todo lo que estaba en sus patas para sacar la cabeza del jarrón. Todos sus esfuerzos fueron inútiles, y así, se comenzó a desesperar.

loading...

Fuente

Finalmente, y tras mucho tironear, Jax golpeó accidentalmente el jarrón contra una pared, y ¡paf! ¡consiguió su libertad! Había vuelto la luz y el aire a su vida, pero también, un extraño objeto que se ajustaba a su cuello.

loading...

Fuente

Su humana lo encontró segundos después del incidente, y la verdad, es que no le quedó otra opción que reír a carcajadas. Jax tenía un collar muy a la moda. Un collar de estilo vintage que causaría envidia en todos los gatos del vecindario. ¿Y lo mejor? Un collar que lo hizo lucir como un elegante gato de la época dorada de Egipto.

loading...

Fuente

Por suerte no le pasó nada y su humana lo llevó al veterinario para que le removieran su elegante accesorio.

¿Qué te pareció el collar de Jax?