Nadie quiere realmente hablar de sus gases ni admitirlos. Si somos honestos, nuestra peor pesadilla es que se nos escape uno cuando estamos con otras personas, o peor aún, en una cita. Sin embargo, los gases son muy normales y, de hecho, sirven para evidenciar un sistema digestivo saludable, en serio, es verdad.

loading...

Independiente de los tipos de gases que tengas con mas frecuencia, existen sólo dos razones por las que lidiamos con ellos: porque tragamos mucho aire o por la comida que consumimos.

loading...


De hecho, lo que comes tiene un impacto muy grande en qué tan a menudo vas al baño y… en el olor. Los alimentos que causan flatulencia con más frecuencia son las lentejas, las pasas, las ciruelas, la coliflor, el brócoli y, por supuesto, los frijoles.

Una vez que nuestro estómago termina de digerir lo que consumimos, toda esta comida se va al colon, donde las bacterias que se encuentran ahí terminan de procesar los alimentos. Todo esto que sucede en tu sistema digestivo genera gases, y dependiendo de lo que hayas comido, pueden ser más fuertes o más silenciosos.

En general las mujeres expulsamos gases entre 7 a 12 veces por día, mientras que los hombres lo hacen entre 14 a 25 veces. Puede parecerte excesivo, pero es lo natural.

loading...


Sin embargo, si sientes que tienes una flatulencia excesiva incluso sin comer ninguno de los alimentos que te comentábamos más arriba, puede que tengas alguna condición médica a la que debas prestarle atención, como una intolerancia a algún alimento o la enfermedad celíaca.

En ese caso, lo mejor sería llevar un diario donde escribas lo que comes y cómo te sentiste ese día. De esa forma podrás saber si es que hay algo en particular que te haga sentir mal.

¿Conclusión?

Si te tiras gases sólo cuando comes comidas que causan flatulencia, lo haces sin sentir dolor ni demasiada hinchazón y en el rango que dimos más arriba, entonces tu salud está más que bien. Ahora, si sientes dolor, hinchazón, si es mucho más frecuente o si tienen un olor particularmente potente, entonces consulta a tu doctor, porque puede que sufras de alguna intolerancia.

Al final del día, gases más o gases menos, nuestro cuerpo está diseñado para eso.

Piensa que los gases son como el subproducto de la digestión: son parte natural del proceso de comer y asimilar nutrientes. ¿Te sientes mejor al respecto? ¡Ahora anda tranquilo al baño!