Yianni y DeeDee eran una pareja perfecta. Ambos se hacían cargo de un restaurante de pizza en New Hampshire, el cual se había convertido en el refugio ideal para sus familiares y amigos. Ahí pasaban las tardes, compartiendo y charlando hasta altas horas de la noche. Sin embargo, la hermosa vida que llevaban acabó de un segundo a otro. Yianni murió en el 2012, a la edad de 54 años.

DeeDee pensó que no iba a ser capaz de seguir sin él. No sabía cómo manejar el negocio por sí sola y tenía el corazón destrozado. Las deudas se fueron acumulando, no veía una salida, hasta que finalmente decidió reunir fuerzas y seguir adelante. Algo que ayudó mucho a darle ánimo, fue una sorpresa que sus hijas ayudaron a prepararle. DeeDee se emocionó hasta las lágrimas, aquí puedes ver cómo fue todo el proceso:

Yianni y DeeDee tenían una gran vida, eran sencillos y disfrutaban atendiendo el negocio de su pizzería Pizza Bella

loading...

Luego de la muerte de su esposo, DeeDee ni siquiera podía poner un pie en el restaurante. Estaba totalmente devastada…

loading...

Ella sacó fuerzas para hacer funcionar el restaurante y las cosas fueron saliendo bien…

loading...

Sus dos hijas ayudaron a prepararle una increíble sorpresa que la dejó sin palabras

loading...

¡Ella no lo podía creer!

loading...

DeeDee se merece el regalo, los últimos años han sido muy duros para ella y esto le sirve para seguir adelante con la pizzería.

¿Qué te apreció la sorpresa que le prepararon?