El colibrí, o también conocido como picaflor, es una ave endémica de América, que se caracteriza por su tamaño diminuto, su colorido impresionante, su forma de volar (aletea 55 veces por segundo), y además, por sus particulares hábitos alimenticios (saca néctar de las flores). Hay más de 300 especies. Todas, extremadamente lindas. Sin embargo, y es aquí donde quiero poner la atención, el hecho de que sean tan pequeños y veloces, los hace casi imposibles de apreciar en el día a día. 

loading...

Fuente

¿Te gustaría poder observar a los colibríes de tu jardín más seguido? Entonces pon mucha atención a este tutorial, para construir un hermoso bebedero para estos pequeños pajaritos.  

Materiales:

loading...

Fuente

– Una botella de vidrio pequeña (mejor si es de color)
– Alambre de cobre, grueso
– Alicate
– Un gancho o percha
– Mostacillas, flores plásticas o figuras de color rojo
– Un tubo de plástico fino (como el tubo de una lapicera)
– Un tapón (de corcho o plástico) para la botella
– Azúcar y agua para el néctar

Paso a paso:

1. Con la ayuda del alicate, confecciona un hermoso soporte para la botella.

loading...

Fuente

Este soporte debe mantener la botella con agua en su interior y boca abajo. A continuación, afirma esto en el tronco de un árbol, o a un gancho en la pared.

2. Pega flores de plástico, mostacillas u otros objetos a la botella para adornarla.

loading...

Fuente

De preferencia de color rojo, para atraer a todos los colibríes.

3. Perfora el corcho justo por el centro y deja pasar el tubo de plástico fino.

loading...

Fuente

4. Vierte agua con un poco de azúcar en el interior de la botella. Agita y tapa la botella con el corcho.

5. Cuelga el bebedero en el árbol o pared ¡y listo!

loading...

Fuente

Tan sólo falta esperar a que todos los colibríes de tu jardín se acerquen a beber este dulce brebaje.

¿Construirías este bebedero en tu jardín?