Estar en una relación de pareja es una experiencia única y muy linda. Nos da la posibilidad de construir un puente que nos conecta con otra persona de una forma profunda y también nos permite aprender mucho sobre nosotros mismos y sobre las ideas preconcebidas que teníamos sobre el amor. Eso sí, vivir la vida de a dos poco tiene que ver con lo que se ve en las películas: las discusiones son normales (después de todo, estás juntando a dos personas con metas e ideas diferentes) y muchas veces nos preguntaremos si realmente todo vale la pena.

Esto es normal, de hecho, es necesario para poder seguir juntos. Lo importante es debatir las diferencias, darse espacio para escuchar sin descalificar al otro y creer en la importancia de creer como pareja, pero también como individuos. Si estás en una relación seria o si ya llevas mucho tiempo con tu pareja, estas preguntas te ayudarán a seguir consolidando tu relación y llevarla a otro nivel.

1. ¿Hay momentos en los que te hago sentir incómodo y no me doy cuenta?

Muchos somos culpables de no decirles exactamente a nuestra pareja cómo nos sentimos en ciertas situaciones. El resultado es que cuando la situación se repite por enésima vez, terminamos explotando, hacemos un gran escándalo, decimos cientos de cosas que no siempre queremos decir y probablemente lloramos. No siempre es fácil decir lo que nos molesta del otro, especialmente porque muchas veces podemos sentirnos tontos o malos. La mejor forma es preguntarle a tú pareja, de esa forma tú también puedes aprovechar de comentar al respecto y responder la pregunta.

2. ¿Has sentido que no te apoyo como debería en el último tiempo?

El trabajo, las metas, la vida diaria… todo se mezcla de forma rápida en la vida, es por eso que de vez en cuando es bueno sentarse a hablar y hacer un check in. No siempre estamos al tanto de las nuevas metas de nuestra pareja, y puede que a veces en vez de apoyarlos, hayamos estado haciendo lo contrario sin siquiera darnos cuenta de ello.

3. ¿Podrías explicarlo de otra forma? No logro comprenderlo

Cuando discutan o cuando hablen temas diferentes eviten terminar la discusión o enfurecerse cuando algo parezca no tener sentido. En vez de decir ‘nada de lo que dices tiene sentido’ o ‘no te escucharé porque estás hablando estupideces’, escoge decir lo que tú sientes: No entiendo. A partir de esta idea, pide si es que te lo puede explicar de otra forma o con otras palabras. La meta de hablar es comunicarse, no dejar de hablar.

4. ¿Hay algo que necesites y que te pueda dar en este momento?

¿Un abrazo, una respuesta, espacio, un apretón de manos, una palabra de aliento? No siempre sentimos que podemos pedir lo que sea, pero es así. Podemos pedir, especialmente cuando necesitamos algo y nos sentimos vulnerables.

5. ¿Quieres que te dé mi opinión?

En vez de dar tu opinión, especialmente si se trata de un tema MUY sensible, pregunta si puedes darla. Esto abrirá una ventana para que tu pareja esté más receptiva, no se sienta atacada y tú puedas escoger con cuidado tus palabras. Es diferente dar una opinión a criticar despiadadamente, recuérdalo. 

6. ¿Aceptarías mis disculpas?

Disculparse es difícil a veces, pero siempre es necesario, especialmente si nos damos cuenta de que hemos hecho algo mal. En serio, puede que te duela el alma hacerlo, pero estas palabras serán la razón por la que tu relación durará en el tiempo.

7. ¿Crees que necesitamos más espacio para volver a conectarnos emocionalmente?

Probablemente la respuesta sea sí. Salir, ir a bailar, ir al cine y otras actividades no siempre significa que estemos conectados con nuestra pareja. Es importante darse tiempo para hablar, para estar juntos en silencio, para realmente conectarse o para darse tiempo para experimentar la intimidad desde un punto más emocional o incluso espiritual que físico. Te hará sentir mucho más cercano a esta persona y te recordará la razón por la que estás a su lado.