Asha es un perezoso bebé, que fue encontrado por una pareja de veraneantes en las playas de Puerto Viejo, en Costa Rica. Se había caído de un árbol. No había rastros de su mamá. Y por lo mismo, tras horas esperando a que apareciera, es que decidieron llevarlo hasta el Santuario de Perezosos, con la intensión de ayudarlo a sobrevivir.

El pequeño había quedado huérfano. Sin embargo, se podría decir que logrará superar esta pena, y en parte, gracias a un peluche suave y muy esponjoso. 

Fuente

Los voluntarios del santuario subieron el martes 8 de marzo una fotografía del pequeño Asha con su nuevo compañero inanimado a las redes sociales. Y como podrán suponer, la imagen ya tiene más de 7.000 me gusta, y ha sido compartida otras miles de veces.

Este santuario es el lugar es perfecto para los perezosos huérfanos y heridos que necesitan un lugar para descansar y recuperarse hasta que puedan volver a su hábitat natural. Aunque también, se puede convertir en un hogar permanente para aquellos que quedaron huérfanos a una edad particularmente temprana y nunca lograrán adaptarse.

Otros bebés perezosos que se encuentran en el santuario:

Marshmallow:

loading...

Fuente

loading...

Fuente

Spirit:

loading...

Fuente

loading...

Fuente

¿Qué te pareció el reemplazo que encontró Asha para la mamá que perdió?