El tiempo pasa y quizás sientes que no has alcanzado tus metas porque has llegado a cierta edad y a estas alturas esperabas encontrarte en un escenario muy diferente al que vives actualmente.

Para el día de hoy quizás imaginabas tener un buen empleo, una casa propia, un negocio exitoso, estar casada(o) o con hijos, haber viajado, etc., pero ves pasar los días y sientes que cada vez estás más lejos de esos objetivos, y cuando te das cuenta ya es tu próximo cumpleaños. O bien, ves como tus amigos o conocidos ya alcanzaron gran parte de sus sueños y tú aun no realizas ni una pequeña parte de ellos.

¿Pero te has puesto a pensar que probablemente no estás tomando el camino correcto? Tal vez debes encontrar otro camino para llegar a tu meta, tal vez eres tú quien está equivocado, tal vez no has visto las oportunidades que tienes en frente por comodidad, por no salir de tu zona de confort, por hacer las cosas tal y como tú quieres, en el momento en que tú lo decides, a tu modo.

Pero no te desanimes, la edad no siempre es un impedimento. ¿Cuántas personas logran ser exitosas o alcanzar sus sueños en 2, 5 o hasta 10 años después de ese “plazo” que ellos mismos se dieron? Uno propone y la vida dispone. Debemos saber que podemos planear de todo para nuestra vida, pero lo más probable es que todo eso que planeamos sea completamente diferente a como lo imaginamos. Y muchas veces, mejor.

Hay miles de personas, de tu misma edad, más grandes y más pequeñas, que en este minuto tampoco tienen idea de lo que quieren hacer con su vida. No estás solo, por eso no te rindas, porque aunque llegues en último lugar en una carrera, siempre le llevarás la delantera a quienes no se atrevieron a correrla.

La mejor edad es la que tienes ahora, no te aflijas si sientes que todo está en tu contra o no está saliendo como soñabas. Cambia de estrategia porque puede que esa sea la razón por la que estén tardando en llegar esas recompensas.

Recuerda que si el plan A no funciona, el abecedario tiene 27 letras más.