El hijo del granjero Jonathan Lawler llegó un día a casa con una importante noticia: en su escuela había un niño que pasaba hambre. Jonathan se sorprendió y quiso hacer algo al respecto. No podía entender que en el sector de Indiana en donde vivían, habiendo granjas por doquier, existiera un pequeño que no tuviera qué comer. Por eso, decidió que haría todo lo posible por solucionar el problema y ahora está tomando las riendas del asunto:

El impulso de Jonathan no se agotó al ayudar al niño hambriento. Él tiene un ambicioso proyecto que consiste en tener 202 hectáreas para alimentar a 135 mil familias que sufren de inseguridad alimentaria.

loading...

Se necesitan más personas como Jonathan Lawler en el mundo de hoy… Muchas veces los recursos están y sólo falta que alguien se preocupe de ayudar a los necesitados.

loading...

¿Qué te pareció el proyecto de Jonathan?