¿Cansado de llegar a casa y sentir olor a encierro, comida o algo aún peor? Pues no te compliques por tener que ventilar hasta en los días más fríos del invierno, y prepara un ambientador que pueda cubrir todo el espacio con un aroma delicioso, en tan sólo unos segundos. ¿La mejor parte? Estarás cuidando la salud de tu familia al evitar productos comerciales con aditivos tóxicos, o sprays que destruyen la capa de ozono. Y además, estarás ahorrando mucho dinero.

Dale play al video y descubre cómo preparar 3 olorosos ambientadores:

Paso a paso:

1. Ambientador para evaporar:

loading...

Fuente

Para un ambientador otoñal, coloca en un frasco rodajas de naranja, canela, clavo de olor y agua hirviendo. Si prefieres un ambientador más fresco, puedes elegir rodajas de limón, hojas de romero, laurel y agua hirviendo.

Estos frascos los puedes dejar abiertos para que el olor se esparza durante un par de horas. O aún mejor, ubicar la mezcla en un cuenco con quemador, para que el olor se sienta con mucha más fuerza.

2. Frasco con olor:

loading...

Fuente

Dentro de un frasco de vidrio, vierte bicarbonato y aceites esenciales. Mezcla. Cubre el frasco con un trozo de tela o papel decorativo y sujétalo con lana. Haz unos pequeños agujeros sobre la tela y verás cómo el olor se propaga por el ambiente.

Además es decorativo.

3. Rociador:

loading...

Fuente

En una botella con rociador, vierte agua destilada, vodka y aceites esenciales. Agita la botella ¡y listo! Ya tienes un rociador con aroma delicioso, que puedes echar en el aire, sobre tu ropa y cama. No mancha.

¿Qué te parecieron estos ambientadores? ¿Intentarás alguno en tu hogar?