Ya hemos escuchado y visto en algún momento sobre métodos milagrosos que ofrecen resultados inmediatos para perder peso y tener un cuerpo impresionante. Pastillas, dietas y tratamientos que nunca funcionan y en vez de perder peso, nos hacen perder dinero. ¿Crees que exista algún método para perder peso sin pasar hambre ni gastar un centavo? Continúa leyendo y aprenderás la mejor manera de perder kilos sin que esto perjudique tu salud. Muy saludable y eficientemente.

1. Reduce los hidratos de carbono

Es importante que en primer lugar ingieras una cantidad menor de carbohidratos, ya que estos causan altos en la insulina, hormona que almacena grasa para luego ser utilizada como energía. Es así que el organismo comenzará a quemar la grasa en vez de almacenarla.

La comunidad científica avala los resultados, ya que se estima que pueden perder hasta 5 kg en apenas una semana. También conseguirás mejorar tu salud ya que la disminución de carbohidratos también trae los siguientes beneficios.

Aumenta el colesterol “bueno” (HDL).

Disminuye el colesterol “malo” (LDL).

Reduce los niveles de azúcar en la sangre.

Regula la presión sanguínea.

Disminuye los niveles de triglicéridos.

¿Sabes cuáles son los alimentos que tienen una cantidad menor de carbohidratos?

Bebidas como el té, el café y el agua.

Grasas y aceites como el aceite de oliva virgen extra, el aceite de coco y la mantequilla.

Los productos lácteos, los huevos, los frutos secos y las semillas.

Todos los pescados y las carnes, con excepción de los órganos, pues poseen cantidades de carbohidratos cercanas a 0.

Frutas como las aceitunas, los aguacates y las fresas.

Verduras como la col rizada, los pepinos, los tomates, las judías verdes y los espárragos.

2. Consume una mayor cantidad de proteínas, grasas y verduras

Estos son los alimentos que debes sumar a tu dieta: todos aquellos alimentos que tienen altos índices de proteína disminuirán las ganas de comer, acelerarán el metabolismo y evitarán que recuperes el peso perdido. Productos con más proteínas son la carne, los huevos, el pescado, los productos lácteos, la quinoa, los frutos secos, las legumbres y la avena.

La grasa es un importante componente cuando se sigue una dieta baja en carbohidratos. Esta se trata de una de las principales fuentes de energía, la otra son los carbohidratos, por este motivo al disminuir una de ellas, la otra será imprescindible para el correcto funcionamiento.

Muchas personas disminuyen las dos simultáneamente lo cual es un habitual error, perjudicando a su propio organismo. También consume grasas saludables como el aceite de coco o el aceite de oliva, y recuerda que las grasas saturadas no son nocivas según las más recientes investigaciones científicas.

Todos los alimentos que consumimos deben ser acompañados por verduras, componente importante para la dieta, estas tienen una gran cantidad de fibra haciendo que sean perfectas para perder peso. Forma sencilla de llenar el estómago sin tener un exceso de calorías.

Las mejores verduras para perder peso son las verduras crucíferas (diversas clases de coles y brócoli) y las verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, lechuga).

3. Realiza más ejercicio

Perder peso no sólo significa seguir una dieta saludable, también se le debe acompañar con ejercicio físico, en especial aquel que se enfoca en la resistencia. Puedes realizar 3 o 4 veces a la semana ejercicios, con pesas para tener músculos más fuertes mientras que mantienes un elevado metabolismo. Complementa esto con rutinas de cardio como nadar, correr o caminar.

¿Cuáles son los resultados?

En la primera semana podrías perder de 2,5 a 5 kilogramos y de seguir con un constante ritmo, las siguientes semanas podrías perder de 0,5 a 1,5 kilogramos. Normalmente al principio tu cuerpo se sentirá extraño por la eliminación de hidratos. Si estás realizando deportes es normal que aumente la masa muscular por lo que no debes tener gran preocupación si ves que la diferencia en la báscula no es tan grande como lo esperabas.

Al ser constante con este estilo de vida, tendrás formidables resultados, un cuerpo mucho más saludable y un envidiable estilo de vida.