Cuando los miembros del equipo de Wildlife Haven Waterloo (WHW) en Ontario, Canadá, encontraron a esta coneja, estaba sola y era taaaan pequeña que ni siquiera podía abrir sus ojos. Al ser tan diminuta, parecía imposible que sobreviviera sin su madre, pero estos increíbles rescatistas han hecho todo por sacarla adelante; incluso tejerle un pequeño nido de lana que la hace sentir cómoda, caliente y muy protegida.

loading...

WHW

No es la primera vez que lo hacen.

Estas pequeñas canastas o nidos de lana son tejidos a mano por voluntarios de la organización y se distribuyen en varios centros de rescate alrededor del mundo. ¡Son adorables!

loading...

WHW

La idea de crear estos nidos, es muy importante. Especialmente para diminutos conejos indefensos. Como ella.

“Los conejos se estresan mucho, así que es muy importante que se puedan sentir seguros y protegidos”.

-Joy Huggins- De la WHW.

WHW

Además, es importante alimentarlos con biberón.

De lo contrario, esta pequeña sin madre y otros tantos conejos, no podrían sobrevivir.

loading...

WHW

Es todo un proceso.

Cuando ya han crecido un poco, los bebés salen a oler y ver el mundo exterior. También los presentan con otros conejos en proceso de rehabilitación.

¡Ahí está la pequeña que antes no abría los ojos! Protegida por un amigo más grande.

loading...

WHW

loading...

WHW

Si se ponen muy nerviosos afuera, tienen una cajita con una manta que los hace sentir seguros.

loading...

WHW

Y lo mejor, se tienen el uno al otro.

loading...

WHW

Ahora, la pequeña que tenía muy pocas oportunidades de sobrevivir se ve muy bien.

Su nido de lana funcionó y está comiendo por su propia cuenta. Los rescatistas no dejarán de cuidarla hasta que esté más fuerte que nunca.

“No me rendiré con ella”.

-Higgins-

WHW

¿Y quién se rendiría? Por ella yo haría hasta lo imposible.