Cuando estás en pareja probablemente nunca quieras separarte de la persona que más amas. PROBABLEMENTE NO LO HAGAS. Porque imaginar más de un día separados sería como mandar su relación al infierno, ya sea porque trabajen, estudien o vivan juntos, verse literalmente todos los días y a toda hora puede ser bastante cómodo, pero a veces trae algunos problemas. Como estos 17 que estás a punto de ver:

1. Estás demasiado acostumbrado a despertar todas las mañanas a su lado… Incluso babeando

2. Se saludan todas las mañanas como si nunca se hubieran visto

loading...

3. Y se despiden todas las noches como si nunca más fueran a estar juntos

loading...

4. Tienes perfectamente identificada la última vez que se separaron por más de un día

loading...

5. De alguna forma sus horarios siempre están sincronizados para hacer todo juntos

loading...

6. Y compartir amigos es más bien un beneficio que un problema

loading...

7. No tienes idea cómo llegaron a vivir así

loading...

8. Y a veces cuestionas estar haciendo lo correcto

9. “¿Debería estar pasando más tiempo con otras personas?”

loading...

10. “Necesito volver a dormir en una cama vacía” es algo que te has encontrado pensando más de una vez

loading...

11. Necesitas estar constantemente ideando nuevas cosas para disfrutar juntos

12. La gente nunca va a entender cómo es posible que no se aburran el uno del otro

loading...

13. Y de hecho, sí… A veces se aburren de verse todos los días

loading...

14. Pero tanto tiempo juntos los ha hecho adquirir la confianza necesaria como para soltar gases en frente del otro

loading...

15. A veces lo miras y solo sonríes porque literalmente ya no les quedan temas por conversar

loading...

16. Y otras veces te preguntas si vas a poder seguir con este ritmo por el resto de tu vida

17. La respuesta: Mientras se siente así de bien, por supuesto que sí

loading...