Si siempre has soñado con vivir en una pequeña cabaña rodeada de árboles, entonces es tu día de suerte, porque un nuevo estudio acaba de concluir que si eres mujer y vives rodeada de vegetación y naturaleza tu tasa de mortalidad es mucho menor. En palabras sencillas, mientras más árboles puedas ver por tu ventana, más años vivirás.

Los investigadores utilizaron datos de 106.630 mujeres y les hicieron un seguimiento desde el año 2000 hasta el año 2008 tomando en cuenta el nivel de vegetación que existía cerca de sus hogares a través de imágenes satelitales.

Después de comparar la vegetación por varios años y en diferentes épocas, los investigadores concluyeron que aquellas mujeres que vivían en áreas con más vegetación tenían un rango de mortalidad un 12% menor que quienes vivían en áreas con poca vegetación. Además, al vivir en áreas con más árboles estas mujeres tenían un riesgo 34% menor de padecer de enfermedades respiratorias.

Lo más sorprendente es que incluso las posibilidades de padecer de cáncer bajaban en un 12%.

Claramente, al vivir rodeados de más naturaleza tenemos la posibilidad de respirar un aire más limpio, de vivir una vida más tranquila y de librarnos del ruido de la ciudad. Los investigadores creen que los resultados también tienen que ver con el hecho de que vivir en un lugar de estas características propicia la actividad física y las interacciones que tenemos con otras personas, dos actividades que están directamente relacionadas con niveles de estrés más bajos.

loading...

Lo mejor de todo es que estos beneficios también se ven reflejados en la salud mental de las personas, algo que uno de los investigadores, Peter James, afirmó:

“Nos sorprendió encontrar evidencia que demostraba que gran parte de los beneficios que se obtienen al vivir en un lugar más rural están conectados con la salud mental”.

Así que ya sabes, si tu sueño siempre ha sido escapar de la civilización y vivir tu vida loca en una pequeña cabaña perdida, adelante. Tienes la excusa perfecta.

loading...

¡Nos vemos en el bosque!