Ella es Shiela Weisgerber, una mujer de 48 años, barwoman y abuela de tiernos trillizos: Bentley, Dalton y Ashton. A quienes ha criado desde que tenían dos meses de nacidos. La hija y madre soltera de los trillizos, le pidió a Shiela la ayuda, porque aparte tiene un bebé. Ahora, la mujer cuida a sus nietos como si fueran sus hijos pero a veces pasa momentos muy difíciles. Un día todo eso cambió.

loading...

Shiela Weisgerber Facebook

Shiela distribuye su tiempo entre el bar y los pequeños. Y no se olvida de ellos ni por un momento, ya que cada que tiene la oportunidad les cuenta orgullosa a sus clientes sobre ellos.

loading...

Shiela Weisgerber Facebook

Un día común y corriente se convirtió en uno bastante especial cuando una pareja de North Dakota pasó por el bar y escuchó a Shiela contar su historia a otro cliente.

loading...

Shiela Weisgerber Facebook

Cuando ellos se fueron, la mujer limpió su mesa y se dio con una gran sorpresa: Una propina de 300 dólares y este mensaje.

“Cuida mucho a esos niños”.

loading...

Shiela Weisgerber Facebook

Al ver la generosidad de la pareja, Shiela contó a través de su Facebook, que sólo atino a llorar unos minutos en el baño ya que no se lo podía creer.

loading...

Shiela Weisgerber Facebook

¡Aún hay muchísima gente buena en este mundo!