Los doctores no le podían entregar ninguna solución a una madre australiana llamada Debbie Maddalena-Saunders y a su hijo Tyler de 6 años que no paraba de sufrir. Su piel comenzó  a tener erupciones desde los 8 meses y a medida que fue creciendo esto se volvió cada vez peor. El niño podía pasar días enteros llorando de dolor e incomodidad. La picazón y las heridas en su piel no le permitían dormir, jugar e incluso ir a la escuela. Tenía un eczema estaba destruyendo su vida.

loading...

Debbie Maddalena-Saunders/Facebook

Debbie estaba desesperada con la agonía de su hijo. No importaba cuantos tratamientos le hiciera a su hijo, la condición seguía. Entonces la madre comenzó a filmar las terribles erupciones de su hijo y sus episodios de llanto para encontrar ayuda.

loading...

Debbie Maddalena-Saunders/Facebook

Incluso a veces el chico a veces usaba calcetines en sus manos para que al rascarse no se hiciera daño en su piel.

loading...

Debbie Maddalena-Saunders/Facebook

No se rindió y determinada a encontrar una cura comenzó a buscar en internet. Encontró en Facebook un doctor sudafricano que ofrecía un tratamiento con una crema muy barata en comparación con otros que había hecho. Lo curioso es que esa crema de 35 dólares comenzó a funcionar.

loading...

Debbie Maddalena-Saunders/Facebook

Tyler comenzó a curar, sus heridas se fueron y el dolor se acabó. Pudo ir a la escuela, jugar y ser un niño normal. Incluso comenzó a bailar.

loading...

Su mamá está feliz de la gran actitud de su hijo: “Él es resiliente para su edad – no hay duda al respecto. Está eufórico y muy orgulloso y debe estarlo porque ha trabajado muy duro para ello”.

loading...

Debbie Maddalena-Saunders/Facebook

Mira este video que cuenta su historia:

VIDEO