Varada en  las costas del sur de Australia, fue descubierto el cadáver de una ballena poco convencional y que hoy tiene desconcertado al mundo científico. No solo por tratarse de una de las últimas ballenas picudas que quedaban con vida, sino que porque se trataría de un descubrimiento que tiene relación con la teoría de la evolución.

loading...

 

“Misterioso” esa fue la palabra más usada por los científicos del museo australiano cuando se encontraron con el cuerpo de esta ballena. Al principio no parecía haber nada raro en ella; era simplemente una ballena hembra de pico largo. Si bien no se trataba de una ballena común (mírenle ese pico), tampoco era como para volverse locos con el descubrimiento. Sin embargo, todo cambió cuando los científicos quisieron ver que había adentro de ese pico…

La ballena tenía dos pequeños colmillos que normalmente sólo se encuentran en los mamíferos marinos machos. 

loading...

 

“No sabía lo que era, porque estos dientes eran algo que nunca había visto antes”

-Catherine Kemper,  principal investigadora del Museo de Australia del Sur-

“Mi mente estaba pensando ¿tenemos algo nuevo aquí?’”

-Gestor de Colecciones del Museo de Australia-

Además, al examinar su cadáver, los investigadores del Museo de Australia del Sur revelaron que esos dos inmensos dientes nunca antes fueron vistos entre representantes de su misma familia de ballenas.

Investigadores de otras instituciones internacionales tampoco han podido explicar el origen de estos colmillos, semejantes a los de cualquier otro animal prehistórico. Aunque si han aparecido muchas teorías que señalan lo siguiente.

La ballena es un claro ejemplo de retroceso evolutivo.

Cabe señalar, que en estos tiempos existe una gran cantidad de misterio rodeando a todas las especies de ballenas picudas .Esto debido a su hábitat inexplorado y sin estudiar. Si bien se conocen 22 especies de estas ballenas vivas, sólo 4 han sido estudiados en detalle.

Estas ballenas son inusuales debido a su “pico”, que hace que se vean más como delfines, y son conocidos por sus hábitos de buceo profundo.