No es algo nuevo, pero ahora las cosas están más graves que nunca. Científicos y conservacionistas ya han dicho que el cambio climático es una amenaza no sólo para nosotros, sino para todas las especies que habitan la Tierra. Esto es un hecho y casi todos lo sabemos, pero lo que no teníamos tan claro es que la situación es aún más compleja. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Science, la tasa de extinción animal se acelerará dramáticamente por cada grado de temperatura que aumente.

Mark Urban biólogo de la Universidad de Connecticut, analizó estudios anteriores para lograr entender la extinción en términos más globales.

Si bien sabía que el cambio climático era una de las principales causas de extinción, fue una sorpresa descubrir algo que estamos ignorando: la velocidad del aumento de la temperatura.

Bastiments! Un gegant dels Pirineus! #nature #climatechange #deshielo #cloudy #desnivell #sun

A photo posted by Ferran (@ferranranranran) on May 27, 2016 at 3:31am PDT

Según sus cálculos, un 2,8% de las especies del mundo podrían llegar a extinguirse con las condiciones climáticas actuales.

Pero si la temperatura sube a 2 grados centígrados, este porcentaje aumentaría a un 5,2%.

Y hasta ahí no llegan las cosas. Si la temperatura se eleva tan sólo un grado más, el porcentaje de extinción se elevaría a un 8,5%.

El problema es que se cree que la temperatura global aumentará 4,3 grados centígrados.

Esto significa, según Urban, que un 16% de las especies que hay en la Tierra podrían extinguirse.

Y este número varía según las regiones y los hábitats.

~ Enjoy your Friday guys ✌️ @visitgoldcoast #visitgoldcoast

A photo posted by Konsta Punkka (@kpunkka) on May 26, 2016 at 10:59pm PDT

En Sudamérica por ejemplo, un 23% de las especies podrían extinguirse si el calentamiento global no se detiene.

El biólogo también encontró a través de sus análisis, que el porcentaje de extinción de muchas especies con habilidades limitadas de adaptación, es muy elevado (80% o 100%). 

No creo en el calentamiento global. 

Este estudio es un llamado a tomarnos esto en serio. “La biodiversidad es la base de nuestra economía, nuestro futuro, nuestra salud y nuestra seguridad alimentaria”.