Cuando unas personas encontraron a un zorro bebé en un tubo de drenaje, decidieron llamar a la organización inglesa East Sussex Wildlife Rescue & Ambulance Service (WRAS) para que se hiciera cargo de la situación, una situación que no era nada sencilla. Aunque los rescatistas sabían que estaba adentro, era casi imposible ver en que punto se encontraba exactamente, así que utilizaron palos y cámaras para intentar localizarlo. Esperaban que con los palos, el cachorro intentara hacer un esfuerzo por salir de ahí.

La situación en general era impactante, pero hubo algo que llamó especial atención de los rescatistas: la madre del zorro.

Durante todo el rescate ella estuvo presente. Observando desde la distancia.

loading...

Era como si supiera que los hombres estaban ayudando a su pequeño. Y no se equivocaba.

loading...

loading...

Después de un largo proceso, el cachorro intentó salir y uno de los rescatistas aprovechó ese momento para sacarlo.

loading...

Estaba empapado, pero sano y salvo.

loading...

La espera de la madre preocupada, había terminado.

Limpiaron al pequeño y lo ubicaron en una caja de transporte.

loading...

La idea era que ella lo encontrara y lo sacara de ahí.

loading...

Se reencontraron y se fueron a donde pertenecen.

loading...

Pudo abandonarlo, pero esperó. Espero cada segundo para volver a estar con él.