Durante muchos años, la opción farmacológica más común contra el cáncer ha sido el “envenenamiento” de las células del cuerpo (quimioterapia). Sin embargo muchos han trabajado para encontrar opciones menos tóxicas y más efectivas. En un artículo de la revista Natureinvestigadores de la Universidad de Maguncia (Alemania), aseguraron haber desarrollado un sistema que podría ser el primer paso para crear una vacuna universal contra el cáncer.

Para llegar a esto, los investigadores empacaron ARN (moléculas que le permiten al ADN producir proteínas) con lípidos y se lo inyectaron a unos ratones con tumores.

Usualmente, el ARN hubiera sido descompuesto por el organismo, pero esta vez las cosas fueron diferentes.

Solo faltan 4!! #notimeforloosers

A photo posted by @meritorres on May 18, 2016 at 5:54am PDT

El envoltorio de lípidos conservó el ARN y esto permitió que llegara a células presentes en el bazo, los nódulos linfáticos y la médula ósea.

En dichas células, el ARN se convirtió en antígeno (sustancia que induce respuestas inmunitarias) para el cáncer.

Eosinófilo y Neutrófilo #globulosblancos #hematologia #laboratorioclinico #bloodcells #hematologylab

A photo posted by Hemaclip (@hemaclip) on May 1, 2016 at 1:25pm PDT

Estas pruebas se hicieron en varios tipos de tumores y en todos, las células reaccionaron ante el antígeno.

Según los autores, este tipo de vacunas podrían adaptarse a cualquier tipo de cáncer.

Y aunque la idea no es nueva, muchos consideran, que es un avance contundente y bien logrado.

“Han logrado su objetivo de una forma muy sencilla”.

Marisol Soengas– Jefa del Grupo de Melanoma del CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas). 

Los autores de la investigación están probando ahora su técnica con pacientes y quieren ampliar el uso de su vacuna a muchos tipos de cáncer.

Entre 2016 y 2017 se espera que los ensayos hayan dado aún más resultados y que en unos años, las quimioterapia pueda ser reemplazada por vacunas efectivas.