Debo asumir que NUNCA, pero nunca nunca, he usado una tabla de planchar. Y me atrevo a decir que no soy el único. Que somos cada vez más los que hemos optado a la vida sin camisas, vestidos planchados ni preocupaciones. Sin embargo, y a pesar de nuestras posturas, siempre son necesarias las tablas de planchar, ¿para qué? Bueno, eso no siempre lo sabemos, pero quizás estas 12 ideas te podrían ayudar.

1. En caso de tener aún una plancha de madera, no es mala idea usarla como mesa de entrada.

loading...

 

 2. Mira lo bien que pueden quedar tus libros

loading...

 3. ¿Para qué seguir cortando pinos en navidad?, si basta con la tabla de planchar para tener un más que digno árbol

loading...

 

4.  Puedes perforarle uno hoyos y sumarle algunos ganchos, y listo! Tienes una útil caja de herramientas que nunca se te perderá.

loading...

 5. ¿Te cuesta decidirte por un escritorio que vaya contigo? Fácil, acá tienes una solución perfecta para poner tu computador

loading...

 6.  También puedes ponerla en la pared y tener un lugar perfecto donde colgar tus más finas joyas

loading...

7.  Ahora bien, puedes seguir usando la plancha para lo que siempre ha sido: planchar. Pero pon sola la parte de superior encima de tu ropa para que todo sea más rápido y sencillo

loading...

8. Ideal para patriotas

loading...

 9.  Llévala de paseo a tu jardín y fíjate en lo bien que se ve una plancha como sosteniendo tus maceteros.

loading...

 10.   Si te gusta coser, probablemente ya te quedaste sin lugares donde guardar tus suministros, hasta que…

loading...

 

 

11.  ¿Por qué no poner la plancha en la entrada y usarla también para recordar todo aquello que tenemos que hacer durante el día. No es una mala idea, ¿les parece?

loading...

 12. Y por último, así es como la gente creativa te recibe en su casa

loading...