Chelsea Schiffel tenía solo 15 años cuando voló en la Aerolínea “United Airlines” desde Los Ángeles a Sydney el 2014. Pero jamás pensó lo que le podía pasar en un inocente viaje.Durante el vuelo, mientras su madre estaba hablando con otro familiar en una parte diferente del avión, un hombre de tercera edad sentado en su misma fila la acosó sexualmente tocándole los pechos en más de dos ocasiones.

loading...

Facebook/ Chelsea Schiffel

Chelsea, impactada y sin saber que hacer, le contó a su madre lo sucedido y esta pidió que cambiaran a la joven a una parte diferente del avión, pero, según cuentan, su petición fue rechazada.

loading...

Facebook/Chelsea Schiffel

Después del suceso, la aerolínea escribió una carta defendiéndose (Publicada en “The Daily Telegraph”) en la cual culparon, ni más ni menos que a la joven Chelsea por el acoso sexual.

En dicho papel, enviada a la madre de la chica, declaran que “los asistentes del vuelo y los pasajeros declararon que usted (la madre de Chelsea) y su hija fueron permitidas para moverse a otro asiento en varias oportunidades, y que Chelsea se trasladó continuamente dentro y fuera de su asiento, molestando a otros clientes incluso cuando intentaban dormir”.

Pero lo peor, lo que hizo que lapidaran a Chelsea como la culpable,  fue en la última frase: “Su hija estaba usando unos shorts extremadamente cortos”.

Chelsea no podía creerlo y quedó muy deprimida de la insinuación de la aerolínea de que ella “atrajo” el incidente, de que fuera su culpa.

Para mí, que hayan dicho eso, se siente como si yo lo hubiera pedido” contó a Telegraph.

Además, afirmó que con estos comentarios se contribuye a una cultura de culpar a las mujeres por ser las víctimas de acosos sexuales.

loading...

La familia de la joven intentó tomar acciones legales contra United Airlines, pero no tienen suficiente evidencia para tomar cargos.

Y tú ¿Qué piensas sobre esto?