En Daktari, un centro educativo y orfanato para animales silvestres, en Hoedspruit, Sudáfrica, una amistad muy extraña surgió. Todo comenzó en el año 2014, cuando una señora local encontró a 3 bebés de jabalí viviendo dentro de un desagüe cerca de la carretera. Ella decidió darles leche caliente, pero no los movió, ya que imaginaba que su madre se encontraba cerca y volvería por ellos.

DAKTARI

Por desgracia la madre no volvió. Probablemente había sido atropellada por un coche o muerta por un cazador. Así es que la señora envolvió a los pequeños en frazadas y se los llevó hasta su casa, mientras se ponía en contactó con Michele y Ian Merrifield, los co-fundadores de Daktari, para que los fueran a recoger y les pudiesen dar un mejor futuro.

loading...

DAKTARI

A pesar de todos los cuidados, 2 de los 3 pequeños murieron en el centro. Y bueno, las esperanzas para el macho que quedaba con vida eran mínimas, o por lo menos eso imaginaron hasta que se comenzó a recuperar gracias al apoyo de los voluntarios y de una cachorro de rottweiler llamada Nikita. 

loading...

DAKTARI

Finalmente lo nombraron Piggy, y la amistad que surgió entre él y la perrita fue única.

“Ellos empezaron a compartir la misma cama y la misma comida. Nikita, a pesar de ser una cachorro, tomó un papel maternal con el jabalí. Estimulaba el trasero de Piggy para ayudarlo a hacer sus necesidades. Esto puede parecer grave o asqueroso, pero es lo mismo que la mamá de Piggy hubiese hecho en el caso de estar presente para criar a su pequeño”.

– explicó Ian Merrifield a la página web The Dodo. –

loading...

DAKTARI

Así fue como se criaron juntos y se metieron en tantos problemas como les fue posible. Les encantaba rodar en popó, correr por el campo y perseguirse alrededor de los muebles del patio. Que les hicieran caricias. Y con respecto a Piggy, se hizo muy territorial sobre su lugar en el sofá “.

DAKTARI

Crecieron sanos y fuertes. Y Piggy pudo finalmente ser reinsertado en la naturaleza en el 2015.

“Piggy se ha adaptado bien a su nuevo hogar. Lo último que supimos es que está muy feliz en la reserva y que pronto podría encontrar una novia y comenzar su propia familia. Y con respecto a Nikita, ahora está cuidando a una niala (antílope africano) llamada Chaney y a 2 chacales llamados Minnie y JP”.

agregó Merrifield. –

Algunas fotografías de la linda amistad entre Piggy y Nikita:

loading...

DAKTARI

loading...

DAKTARI

loading...

DAKTARI

¿Qué te pareció la amistad que se formó entre este jabalí y una perrita?