Las botellas de vino son mucho más que eso. Cuando están vacías, se convierten en elementos de diseño perfectos para nuestro hogar. Puedes utilizarlas para hacer floreros, casas, lámparas o porta velas. Pero además puedes ir un paso más allá para convertirla en una tabla para snack única y exclusiva. No tiene sentido si pensamos en la forma de la botella, pero en realidad es posible. ¡Mira cómo se hace!

Necesitas:

1. Botella de vino de cristal vacía.
2. Recipiente grande (también puedes utilizar el lavaplatos).
3. Jabón o detergente natural.
4. Esponja de acero.
5. Horno (debe ser el que se utiliza para cerámica o vitrofusión).
6. Alambre (opcional).
7. Papel de fibra o de lavado del horno.

loading...

Kenzie Mastroe

1. Despega las etiquetas

Intenta quitarla con los dedos y lo que quede, quítalo con agua tibia y detergente. Debes dejarla en remojo y después de 15 minutos puedes remover los restos de pegamento con la esponja de acero. Enjuaga la botella en agua fría y déjala secar por completo.

loading...

Kenzie Mastroe

2. Si después quieres colgar la tabla…

Haz una curva con el alambre e introdúcelo por la boca de la botella.

loading...

Kenzie Mastroe

4. Pon papel de fibra o de lavado sobre la rejilla del horno

Puedes conseguirlo en tiendas de arte de cerámica y vidrio. Acuesta la botella sobre ésta. Hornea en la temperatura más baja durante una hora. Luego cambia a temperatura media por 20 minutos. Eleva la temperatura a alrededor de 650 y 800 grados por media hora. Luego apaga el horno y deja tu botella adentro durante 24 horas, sin abrirlo.

Fuente

5. Retira la botella del horno cuando esté fría. Se verá así:

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

6. ¡Disfruta tu obra de arte!

loading...

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

loading...

Kenzie Mastroe

Dejarás a todos con la boca abierta.