Si echas una mirada y recorres cómo cambió la moda femenina durante todos estos años, probablemente hayas notado que no sólo los vestidos, camisetas, blusas o pantalones son los que sufrieron modificaciones, sino que también una de las prendas más importantes para la mujer: la ropa interior. Quizá hoy en día, mientras miras tu delicado sostén y pantaletas, te cueste imaginar que alguna vez las mujeres usaron una prenda larga y ajustada que debía poner todo en su lugar y moldear su figura (el corsé). O, más aún, que algunas usaban sostenes con formas icónicas que les hacían resaltar sus curvas. Probablemente te cueste aceptarlo, porque hoy en día la ropa interior es mucho más sencilla y se ajusta a nuestras comodidades. Sin embargo, hace 100 años, y durante su transcurso, las cosas eran completamente distintas. Echa una mirada.

1. La clásica vestimenta del año 1900

loading...

Debajo de la falda y los grandes vestidos, las mujeres se ponían medias, bombachas, camisas, faldas interiores (para crear ese efecto realzado del vestido) y, claro, el clásico corsé.

2. La destacada cintura de 1910

loading...

En esta época la cintura pequeña era ícono de la femineidad de ese entonces. Daba un aspecto más sensual y provocativo que combinaba a la perfección con el realce de las curvas femeninas.

3. La delicadeza y sencillez de 1920

loading...

En cierta forma, las mujeres pudieron liberarse de las ataduras del corsé y darle paso a las enaguas, que resultaban ser mucho más cómodas para las mujeres de ese entonces.

4. Los coquetos encajes de 1930

loading...

Poco a poco la ropa interior comienza a modernizarse y a asemejarse a lo que podemos ver hoy en día. Podemos notar que las faldas son mucho más cortas y que, además, se incorpora una nueva prenda que se vuelve necesaria: las medias.

5. El volumen y sensualidad de los años 40

loading...

En esta época la modernización fue muy sencilla. La ropa interior no consistía en nada más que un sujetador, y pantaletas con falda inferior. Eso sí, los sujetadores tenían una forma icónica que se hizo muy popular en ese entonces, y que le daba un aspecto más curvilíneo y femenino a la figura.

6. La sensualidad y elegancia de los años 50

loading...

La cintura delgada vuelve a ser un ícono de esta época, pues los corsés vuelven, pero sólo se ajustan a la cintura. Sin embargo, lo que más tiende a resaltar son las curvilíneas figuras de las mujeres, pues se hace aparentar caderas curvas y senos voluminosos, porque era lo que se consideraba más atractivo en la época. Además, un nuevo color llega para quedarse y seducir a miles de mujeres: el color negro.

7. La liberación de los años 60

loading...

El ángulo de los sujetadores comienza a hacerse menos notorio y se fue dando paso al primer “push up”, que consistía en bolsitas inflables que ayudaban a aumentar de forma visual el tamaño de los pechos.

7. El minimalismo de 1970

En la década de los 70 el minimalismo es el toque de la moda. Se da paso a las pantaletas en miniatura y a los sostenes más similares a los que podemos ver hoy en día. Así mismo, la ropa interior era mucho más cómoda y casi una segunda piel que debía adaptarse a los delgados cuerpos de la época. 

8. Los encajes y sedas de 1980

loading...

Cada vez van apareciendo diseños más femeninos y, a la vez, sencillos. Se da paso al encaje, la seda y otros colores y diseños para la ropa interior.

9. La sensualidad a flor de piel de los 90

loading...

En la época de los 90 la sensualidad es mucho más notoria, pues el encaje y las transparencias son el lado más popular de la moda de ese entonces. De hecho, los body, corsés, o hasta los sujetadores, ya no se usan debajo de la ropa solamente.

10. La modernidad, elegancia, sensualidad y belleza de la era moderna

loading...

En la actualidad podemos ver que la ropa interior se ha modernizado y que, incluso, hasta se ha dado espacio para las tendencias antiguas, pero renovadas. Podemos notar la aparición de los braletts, los sostenes push up, los halter, strapless e, incluso, las nuevas modas que sólo son las preferidas de las más osadas: el underboob.

Y a ti, ¿qué moda de ropa interior te gustó más?