Un pequeño ternero estaba caminando junto a su madre por las calles de India. Un vehículo lo atropelló e hirió gravemente su pata. La herida impedía que el pequeño se pusiera de pie. Sin embargo, fue muy afortunado. En una organización llamada Animal Aid Unlimited se enteraron de la situación y fueron de inmediato a ayudarlo.

Cuando llegaron, alguien ya había tomado acciones para impedir que siguiera sangrando.

Pero aún así, el ternero no podía pararse. Los rescatistas decidieron llevarse al ternero a un lugar más seguro. 

loading...

Animal Aid

loading...

Animal Aid

loading...

Pero justo en ese momento, la madre del pequeño entró en pánico.

Probablemente creía que le estaban robando a su bebé, así que salió corriendo detrás de él. Pero estaba equivocada. No sólo estaban ayudándolo, también la estaban llevando a ella para que estuviera cerca de él.

loading...

loading...

loading...

Cuando los dos estaban juntos y seguros, los rescatistas pudieron actuar con más calma.

Revisaron la herida del pequeño, la lavaron y la cubrieron. Además le dieron un nombre: ¡Bambi!

loading...

loading...

La pata de Bambi tardó unas semanas en recuperarse 100%.

Pero ahora no podría estar mejor. Ama correr, saltar y siempre intenta estar cerca de su madre. Aunque eso no le ha impedido hacer amigos en su nuevo hogar lejos de los peligros de la calle.

loading...

Y su protectora madre… Siempre lo observa para que nada malo le vuelva a ocurrir.

loading...

Madre sólo hay una.