A veces se piensa que los ancianos deben estar siempre protegidos, en asilos o casas de retiro, rodeados de gente que haga las cosas por ellos. Para los que están en mal estado, es comprensible que sea así. Sin embargo, no sólo por ser de edad avanzada deberían estar limitados de hacer cosas. Evelyn es el ejemplo perfecto. Tiene 98 años, pero se encuentra rebosante de energía. Lo que más valora es su independencia, por eso se enfureció cuando le quitaron su licencia de conducir. Ella no iba a dejar las cosas como estaban. Lo que hizo te conmoverá:

Todos envejecemos y cuando seamos de edad avanzada no vamos a querer que se nos limite.

loading...

“Me rompió el corazón, realmente. Me hizo sentir vieja, me hizo sentir inútil”. 

-Evelyn-

Evelyn puede ser anciana, sin embargo es capaz de seguir realizando muchas actividades.

loading...

“Soy una buena conductora, en serio. No soy temerosa, cuando manejo, pero soy muy cuidadosa”. 

-Evelyn-

Ella quiere ser útil, ayudar a sus amigas y mantener su independencia. Y sin duda podrá seguir haciéndolo. Tiene un espíritu muy joven.

loading...

“Somos llamados a amar a nuestro vecino, a ser un amigo, eso te hará feliz”. 

-Evelyn-

¿Qué te pareció la historia?