Su nombre es Blacky y tiene 10 años. Debido a una pelea con otro gato, uno de sus ojos resultó afectado por una grave lesión y tuvo que ser removido. Como si esto fuera poco, luego Blacky fue atropellado por un automóvil y como consecuencia del accidente sufrió un daño en el nervio espinal que le causó parálisis en sus patas traseras y daños en la vejiga.

Los veterinarios le sugirieron a los humanos de Blacky que lo sacrificaran.

loading...

Blacky the Wheelchair Cat

En lugar de hacer caso a este consejo, hicieron todo lo posible para que Blacky tuviera una silla de ruedas hecha a la medida.

loading...

Blacky the Wheelchair Cat

Y el año pasado fue sometido a un procedimiento quirúrgico que alivió el bloqueo de su vejiga.

loading...

Blacky the Wheelchair Cat

Aunque sabe cómo usar su silla de ruedas, también puede desplazarse sin la ayuda de esta.

loading...

Blacky vive en Nueva Zelanda y desde allí se ha convertido en uno de los gatos más famosos del mundo.

loading...

Blacky the Wheelchair Cat

No sólo porque tenga un sólo ojo o porque use una silla de ruedas, sino porque su vida es el ejemplo de que todos los problemas tienen solución… no importa qué tan graves parezcan.

¡No dejes de enterarte de todo lo que hace Blacky, dale “me gusta” en su página de Facebook!