Maria Delk lo recuerda bien. Fue una noche, cuando ella y su esposo ya estaban listos para irse a dormir. De repente, un maullido que venía de la calle los inquietó. Después de que la súplica gatuna persistiera, su marido salió de casa y se encontró con una gatita que estaba en pésimas condiciones.

loading...

Instagram / Max_MaxTheCat

La llamaron Grace y la llevaron a una consulta veterinaria, pues uno de sus ojos lucía muy mal.

loading...

Instagram / Max_MaxTheCat

Grace fue la primera, pero no la última en acercarse a esta casa ubicada en Rio Vista, California (Estados Unidos).

Y aunque Maria no se considera como una “persona de gatos”, ellos si la consideran su persona predilecta.

Instagram / Max_MaxTheCat

Hay algunos con nombres, como Gandalf the Grey o Bailey, que apareció con una infección en su boca.

loading...

Instagram / Max_MaxTheCat

Pero hubo un momento en el que dejó de ponerles nombres.

loading...

Instagram / Max_MaxTheCat

Aunque no ha dejado de darles comida y atención.

A pesar de que tenga que levantarse a las 4:00 a.m. para llegar a tiempo a su trabajo.

La particular situación sólo ocurre en su casa y, para evitar que en poco tiempo sea insostenible, Maria ha hecho todo lo posible para que cada uno de los gatos que llega allí sea esterilizado.

Algunos han venido por más que una ración de comida, como Bob, que decidió vivir aquí.

loading...

Instagram / Max_MaxTheCat

María creó una cuenta en Instragram para tratar de encontrar un hogar permanente para todos estos gatos.

Mientras tanto, ellos no dejan de maullar en su puerta.