Cuando pensamos en canela pensamos en felicidad. Sí, y es que ese aroma y sabor es demasiado delicioso como para pasarlo por alto. Pero esperemos un segundo, y es que la canela no sólo es perfecta para acompañar nuestras comidas (y hacerlas mucho más deliciosas), sino que también tiene muchísimas propiedades que para muchos son desconocidas. Como aceite, como infusión, como máscara o en su estado natural, nos sirve para combatir muchas dolencias y complicaciones diarias. ¿Quieres saber cuáles? Sigue leyendo.

1. Neutraliza olores

Su potente fragancia (nadie puede ser indiferente al delicioso aroma de la canela), ayuda a combatir malos olores. Puedes hacer una solución con agua caliente y ponerla como aromatizante en tu hogar, o directamente en tus armarios y ropa.

2. Controla los niveles de azúcar en la sangre

Para los diabéticos (tipo II), ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, cuestión que también sirve para aquellos que no sufren de ningún problema pero que por bajas de azúcar están usualmente agotados. 

3. Relajante muscular

Día a día nuestros músculos sufren; ya sea por un agotador día o porque nos sobre exigimos con el ejercicio. Para aquellas ocasiones la canela es ideal. ¿Por qué? Pues su aroma y sus propiedad anti inflamatorias relajan los músculos y aceleran su recuperación. Puedes usar aceite de canela para masajear las zonas adoloridas o probar con un baño de agua caliente, canela y un toque de miel.

4. Reduce los dolores menstruales

Bien sabemos lo fastidiosos que son “esos” días. En ocasiones, no queremos ni salir de la cama porque los dolores son insoportables, ¿verdad? Para esos eternos días, una muy buena solución es beber té o leche caliente con canela, notarás como calmará las molestias. 

5. Combate los hongos

El aceite de canela es un remedio ideal para combatir los hongos, especialmente aquellos que salen en los pies. Puedes poner tus pies a reposar en agua con canela algunos minutos por la noche y luego enguajarlos, no sólo estarás colaborando con la eliminación de tus hongos, sino que sentirás un bienestar perfecto para ir a dormir.

6. Antioxidante natural

Como antioxidante natural, la canela colabora profundamente con la protección de células que ayudan a reducir arrugas y nos protegen de factores externos dañinos con los que la piel tiene contacto diariamente.

Una buena manera de aplicar la canela es directamente en la piel como una máscara con miel o en infusiones. 

7. Reduce la hinchazón

La canela también es muy útil para acelerar nuestro metabolismo y sistema digestivo. Por ejemplo, para problemas estomacales es un fuerte reafirmante, así como un excelente estimulador.

8. Antibacteriano

Con sus propiedades antibacterianas funciona perfectamente como desinfectante natural y potente limpiador. 

9. Previene la congestión

10. Y ayuda a combatir los resfriados

Basta con tomar una solución de canela y miel 3 veces al día y te sentirás muchísimo mejor.

11. Un gran apoyo para nuestros huesos

Al ser rica en calcio, la canela es una compañera ideal para fortalecer nuestras articulaciones. Prueba con infusiones diarias de canela o simplemente poniendo aceite de canela directamente en articulaciones.

12. Combate las impurezas de la piel

La canela actúa como agente antimicrobiano y antibacterial, por eso es perfecta para limpiar todas las impurezas de la piel como esos molestos granos, brotes de acné, puntos negros, entre otros. Prepara una mezcla de miel y canela y aplícalo en tu rostro por 20 minutos y luego remueve con abundante agua tibia, ¡la limpieza perfecta! 

13. Alivia problemas de circulación

Y como si fuera poco, es también circulatorio sanguíneo y anticoagulante. Su consumo colabora con la circulación y previene complicaciones sanguíneas.

Y tú, ¿qué esperas para sumar la canela a tu vida?